Los parlamentarios de Renovación Nacional (RN) Marcela Sabat y Andrés Longton destacaron que se aprobara esta iniciativa en la Cámara Baja y que ahora pasa a segundo trámite en el Senado

 

 

Asegurando que en la actualidad este doloroso vacío no está regulado, la diputada RN Marcela Sabat valoró la unánime aprobación por parte de la Cámara de Diputados del proyecto de Ley Mortinato, que busca otorgar la opción de inscribir a niños fallecidos en gestación o durante el parto.

 

Sobre esto, la subjefa de bancada valoró enormemente «que nuestro Gobierno nos haya escuchado tras años gestionando una legislación en esta materia. Hoy le estamos dando a esos padres y madres que perdieron a sus hijos ayuda a procesar una pérdida tan dura. También darle una identidad y trato humano a esta criatura que fue imaginada por su familia y dejar de hablar de un N.N como ocurre en la actualidad».

 

Sabat explicó que cuando entre en vigencia este nuevo marco legal, «tendremos un catastro nacional de mortinatos en el Registro Civil, en donde los padres podrán inscribir de forma individualizada a sus hijos que han fallecido en el proceso de gestación, enfrentando de mejor forma el duelo y permitiendo al mismo tiempo cerrar de mejor manera este lamentable ciclo».

 

Asimismo, la legisladora destacó el transversal apoyo de la iniciativa, la cual «no supone costo alguno, es voluntario, y, lo más importante, posibilitará hacer frente a esa invisibilización social que tienen los mortinatos hoy en nuestro país».

 

Por su parte, el diputado Andrés Longton señaló que la aprobación del proyecto es de toda justicia para quienes pierden a sus hijos antes de nacer”.

Además, el parlamentario resaltó que “estamos muy contentos con la aprobación de esta ley, por los padres y madres cuyos hijos han muerto durante el embarazo, pues por fin van a poder visibilizarlos. Se les podrá dar un nombre, una inscripción y conformar un catastro nacional”.

“Los padres, madres y familias, van a poder despedir como corresponde a un hijo que lamentablemente, no logró nacer. Estamos humanizando una situación con la cual estábamos al debe a nivel legislativo. Es de una gran insensibilidad tratar a los hijos fallecidos durante el embarazo como si no existieran, como si sólo fueran restos biológicos. Gracias a esta iniciativa, eso quedaría subsanado”, finalizó Andrés Longton.