En la oficina del Departamento de Migración y Extranjería en Santiago, el diputado de Renovación Nacional (RN), Andrés Longton, y al jefe nacional del Departamento de Migración y Extranjería, Álvaro Bellolio, solicitaron a la Policía de Investigaciones (PDI) investigar la venta de números de atención a migrantes que requieren realizar diversas diligencias, entre otras, la obtención de visas.

La ilegal comercialización de estos tickets la estarían realizando trabajadores de locales comerciales aledaños a las oficinas de Extranjería ubicadas en calle San Antonio y en Matucana, ambas en Santiago.

De acuerdo con los testimonios recibidos por el parlamentario, los migrantes pagarían hasta $10.000 pesos por un número de cita que es de carácter absolutamente gratuito. Además, podría existir una posible vulneración del sistema de entrega de horas de Extranjería por parte de estos sujetos.

Al respecto, el legislador señaló que “hablamos de migrantes que ya estando en una situación compleja en nuestro país, deben incurrir en gastos que no corresponden, porque se trata de trámites gratuitos, lo cual representa un abuso”.

“Podríamos estar frente a un delito por la posibilidad de un uso fraudulento del sistema, lo que claramente habría que comprobar a través de esta investigación. Lamentablemente, existen personas que abusan de los migrantes, aprovechándose de su desconocimiento, por lo que pedimos que la PDI investigue”, añadió Andrés Longton.

Por su parte, el jefe nacional del Departamento de Extranjería y Migración, Álvaro Bellolio, enfatizó que “todos los trámites que realiza el Departamento de Extranjería, como solicitud de citas, solicitud de permanencia definitiva, son gratuitos”.

En la misma línea, Bellolio agregó que “la información oficial es la que está en la página web www.extranjeria.cl. Los invitamos a informarse a través de los canales oficiales y mucho cuidado con las oficinas externas o con personas que ofrecen hacer esos trámites, porque son gratuitos y no deben dejar que personas se aprovechen de esta situación para cobrar por un trámite que cualquier persona puede hacer”.

Finalmente, el director nacional señaló que “si necesitan ayuda, en la página web existen manuales y procedimientos. También pueden acercarse a distintas instituciones que orientan sobre el tema, pero que son oficiales, como Chile Atiende, entendiendo justamente que este es un servicio que entrega el Estado de Chile y no queremos que gente inescrupulosa pueda engañar o pueda lucrar aprovechándose de esta circunstancia”.