La ministra de Medio Ambiente anunció que, a fines de este mes, el Gobierno ingresará el texto para incorporar este tipo de delitos en el actual Código Penal. La iniciativa incluirá proyectos presentados por distintos parlamentarios, entre ellos, el diputado RN.

Muy satisfecho se mostró el diputado de Renovación Nacional (RN) por el distrito 6, Andrés Longton, luego de que la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, anunciara que, a fines de noviembre, el Ejecutivo hará ingreso de un proyecto para incorporar la tipificación de delitos ambientales en el actual Código Penal, para que quienes cometan daño contra el medio ambiente y la salud de las personas, deban pagar con cárcel.

La secretaria de Estado, quien reconoció la existencia de un vacío en la legislación chilena respecto al tema, indicó que la intención es recoger todos los proyectos que han sido presentados por distintos parlamentarios a lo largo de los años, para actualizarlos y fundirlos en un solo texto.

Al respecto, el diputado Longton –quien durante el pasado mes de septiembre ingresó una iniciativa al respecto- manifestó que “estamos muy contentos de que la tipificación de los delitos ambientales, por fin esté entrando en tierra derecha, ya que creo que es una medida fundamental para acabar con la seguidilla de desastres ambientales de los que Chile ha sido testigo, estando aún sobre la palestra la compleja situación de Quintero y Puchuncaví”.

“Claramente, las multas no son disuasivas, por lo que junto a la bancada RN, así como también con parlamentarios de otros sectores, ya que estamos hablando de una preocupación transversal, acudimos a distintas instancias para acelerar el proceso de incorporación de esta clase de delitos en el actual Código Penal, y no en el nuevo que ingresará al Congreso en 2019, ya que su tramitación puede tardar años y tanto el medio ambiente como nuestra gente, ya no resisten más daño”, añadió el parlamentario.

Finalmente, Longton agradeció la rápida acogida por parte del Gobierno, señalando que “estamos ad portasde una reforma histórica. Chile por fin se pondrá a la altura de la legislación de otros países en esta materia, adecuándose además a las complejas necesidades actuales de nuestro planeta. Es hora de saldar la deuda que tenemos con la protección de nuestro medio ambiente y las personas”.