“Abramos los ojos, es China el que está depredando el mercado mundial y está comprando lo que se pueda, porque ellos son la futura gran potencia que pretende tener al mundo entero a sus pies”, apuntó el parlamentario de Renovación Nacional.

 

 

El diputado de Renovación Nacional (RN) y miembro de la comisión investigadora por el acuerdo entre Corfo y SQM sobre la explotación del litio en el Salar de Atacama, Francisco Eguiguren, advirtió de los riesgos que significaría que la empresa china Tianqillegue a controlar el directorio de la principal minera no metálica de Chile, Soquimich (SQM).

 

Lo anterior, luego de que se conociera que el Tribunal Constitucional (TC) no admitiera a trámite el requerimiento del Grupo Pampa, controladora de SQM, que pretendía impugnar el acuerdo al que llegaron la Fiscalía Nacional Económica y Tianqi por la venta del 24 por ciento de las acciones tipo A, y que también estaba visado por el Tribunal de la Libre Competencia.

 

Si bien el parlamentario por la Región de Coquimbo calificó como una “noticia esperadísima” la resolución del TC, lo que permitirá que la negociación siga su curso por las vías institucionales, aseguró que este acuerdo “no es una buena noticia para Chile”.

 

A juicio del legislador RN, se trata de “un contrato precario, poco preciso, que perjudica notablemente nuestros intereses y al mercado, y, a la vez, nos deja con un sabor muy amargo, porque la importancia del litio y las proyecciones futuras exigen un trabajo serio, profundo y que sea realmente capaz de resguardar los intereses de nuestro país y de las futuras generaciones”.

 

El diputado Eguiguren insistió en que, “respecto a las implicancias en el mercado del litio, en general todo está apuntando a que van a haber grandes concentraciones y las consecuencias en la competencia va a ser terribles. De hecho, de acuerdo a las cifras de Bloomberg, la industria del litio está concentrada en cuatro actores principales: Albemarle que controla el 18 por ciento de la industria, Jiangxi Ganfeng con el 17, SQM con el 14 y Tianqi con el 12por ciento”.

 

Así, recordó que las empresas Jiangxi y Albemarle son socios en Australia. “Pero además, Jiangxi es de China y es ese país el que está detrás de todo esto. Abramos los ojos, es China el que está depredando el mercado mundial y está comprando lo que se pueda, porque ellos son la futura gran potencia que va a tener al mundo entero a sus pies. Eso es lo que pretende China y la verdad es que eso no podemos desconocerlo”, dijo.

 

“Si Tianqi controla el directorio de Soquimich, pasaría a controlar más de 1/4 del mercado mundial del litio. En este sentido, van a haber efectos globales a nivel de consumidores de productos de usan litio, como los celulares, los medicamentos, autos eléctricos, baterías, etc.”, agregó.  

  

Por último, el parlamentario se refirió a un tema del cual, según expresó, “nadie habla”. Se trata de la fusión nuclear, que es la futura bomba de hidrógeno que va a tener China en su poder para manejar, tal vez, las relaciones internacionales. Entonces, ojo con eso, estamos jugando con bombas cuando estamos diciendo que el litio, que nunca va a ser como el cobre, es estratégico y tiene una proyección exponencial difícil hoy de calcular y que tiene en manos de un solo controlador. Como es Chile, va a ser tremendamente riesgoso para nuestro país y las futuras generaciones”, sentenció Francisco Eguiguren.