El presidente de Renovación Nacional (RN) señaló que la persona que filtró los audios de la máxima autoridad castrense en los que se refiere a una supuesta venta de ramas de la institución, no debió hacerlo

Tras la sesión de la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, a la que asistieron el ministro del ramo, Alberto Espina, y el comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, el diputado Mario Desbordes señaló que no comparte la solicitud de renuncia de la autoridad militar.

Creo que el comandante en Jefe está haciendo su labor. Él es institucionalEs la máxima autoridad del Ejército que está conduciendo en un minuto bien difícil los destinos de la institución y creo que lo está haciendo bien”, aclaró el parlamentario.

Además, el timonel de RN advirtió que mientras el general Martínez cuente con la confianza del Presidente de la República, seguirá en el cargo.

Asimismo, reconoció que al parecer hay un grupo de personas dentro de la institución castrense a las que no les acomoda mucho el comandante en Jefe. “Es una institución enorme de grande. Él mismo lo señaló que no puede pretender que sea del gusto del cien por ciento, pero en las instituciones en general, las civiles, uno tiene que acatar lo que diga la autoridad a la que corresponde dirigirla, y en las instituciones armadas, Carabineros, que son de carácter militar, ahí hay una obligación de acatar el mando, por lo tanto eso tiene que hacerse”, indicó Desbordes.

El diputado también dijo que lo que corresponde en este minuto, mientras el general esté realizando su trabajo, es ayudarlo.

Respecto al oficial que filtró los audios en los que el comandante en Jefe denunció la venta de armas de la institución a organizaciones criminales, el presidente de RN enfatizó que ese uniformado no debió hacerlo.

Lo señalé en comisión que no me parece que los parlamentarios estemos en una comunicación permanente, posteos o reuniones con oficiales en servicio activo del las Fuerzas Armadas. Creo que uno tiene que escuchar a alguien que viene a hacer una denuncia. Eso es lo que corresponde. Una vez que uno escucha la denuncia, tiene que canalizarla a las instancias que corresponden, ya sea institucionales, tribunales o Contraloría”, manifestó.

Añadió, al mismo tiempo, que después de ello hay que hacerle un seguimiento, “pero más allá de eso no corresponde, porque nosotros mismos estaríamos permitiendo que se rompa la verticalidad del mando, la verticalidad del conducto regular, y además que empecemos a deliberar y eso no me parece razonable”.

Mario Desbordes recordó también que todo indica que la persona que filtró el audio será investigado y aclaró que existe la obligación de informar cuando se comete un delito, pero que, en este caso, hasta el minuto, no ha escuchado en el discurso de la máxima autoridad castrense que haya habido delito alguno.

“Yo le pido prudencia en esto a todos los parlamentarios del lado que sea. Las Fuerzas Armadas son de todos los chilenos, no son de un sector político, y cuando un policía, un detective o un funcionario de las FF.AA pide una reunión para hacer una denuncia, uno tiene que escucharla y si le parece plausible hay que ponerlo en conocimiento de las autoridades correspondientes, por ejemplo la Contraloría, y después hacer un seguimiento, pero más allá de eso no corresponde seguir con las reuniones y los intercambios”, apuntó Desbordes, aludiendo a los correos que la diputada Carmen Hertz (PC) dijo haber intercambiado con un oficial del Ejército.

“Ella señaló que (los correos) se habían filtrado. No sé si se lo hicieron o lo filtró ella”, relató.

Sobre una presunta intervención del correo de la parlamentaria, el timonel de RN dijo que eso hay que investigarlo y la legisladora tiene todo el derecho de hacer la denuncia.

Desbordes llamó a aprovechar el minuto para que todas las personas que integran las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad, y Gendarmería, que tiene armas particulares inscritas a su nombre, las exhiban a la jefatura directa, de tal manera de conocer cuántas están donde deben estar y cuántas están perdidas.

Finalmente, el parlamentario indicó que ojalá la Dirección Nacional de Movilización Nacional y Carabineros haga una revisión masiva, lo más amplia posible, ojalá todas, de manera que la ciudadanía tenga la tranquilidad de quien dice tener un arma inscrita en su domicilio, esté en su lugar y no en manos de delincuentes”.