Como un símbolo de la integración social que quiere instalar este Gobierno, la diputada Marcela Sabat valoró la visita del PresidenteSebastián Piñera a La Legua, en la comuna de San Joaquín.

 

 

El Jefe de Estado, junto a los ministros de Interior, Andrés Chadwick, y de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, además dela intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, y el alcalde de San Joaquín, Sergio Echeverría, dio el vamos para derribar los muros que separaban la Villa Los Jardines II con la población La Legua Emergencia.

 

En ese sentido, la diputada por la zona y miembro de la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja, Marcela Sabat, afirmó que «este Gobierno se comprometió a derribar todos los muros que quedaban en La Legua y así se está cumpliendo. Nosotros advertimos en su oportunidad que el derribar estos muros debía ir acompañado de medidas concretas, particularmente para las casas desocupadas en el eje Mataveri, y el anuncio hecho que será aquí donde se instale un grupo especializado de policía comunitaria de la PDI, con un enfoque social y psicológico, apunta precisamente en esa línea».

 

La subjefa de bancada de Renovación Nacional (RN) agregó que «una Legua sin muros es una muestra clara y categórica de que queremos comenzar a devolverle a este sector la normalidad que sus vecinos necesitan, salir de ese encierro que los alejade la conectividad y de los servicios, y que sólo potencia la estigmatización que existe sobre ella».

 

Finalmente, Marcela Sabat expuso que «hemos estado en mesas de trabajo con los vecinos y vecinas de La Legua, en terreno, y puedo decir que la gran mayoría de quienes viven acá es gente honesta, trabajadora y que quiere desarrollarse en familia y en tranquilidad. Si bien estamos conscientes que queda mucho por hacer, hoy se les están dando nuevas herramientas».