Vicepresidente RN Luis Mayol cree que ministro Valdés debe “sincerar la caída en expectativas de crecimiento” y que es claro que no está empoderado

El ex ministro de Agricultura y vicepresidente de Renovación Nacional, Luis Mayol, llamó al titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, a  sincerar las expectativas de crecimiento para 2015, en línea con lo que señalan expertos, y ubicarla entre 2,7% y 3,0%. “Yo creo que el ministro Valdés debería sincerarlo, tal cual ya lo ha hecho el Banco Central, que las expectativas de crecimiento son inferiores a las que se habían fijado de antemano”, apuntó.

Para Mayol, el problema de fondo es que los nuevos ministros de Hacienda y de Interior, Jorge Burgos, no han logrado romper con la desconfianza instalada, pues no estarían empoderados por la Presidenta Michelle Bachelet. En ese sentido, el vicepresidente RN aseguró que “el análisis que han hecho el ministro Burgos y el ministro Valdés es correcto. Lo que falta ahora, ya que determinaron cuál es la enfermedad, (es señalar) cuáles son los remedios y cómo se van a aplicar”.

“Falta una agenda concreta y esa agenda la van a poder aplicar en la medida que quien gobierna el país, la presidenta de la República, los empodere, la haga suya y les dé el respaldo suficiente. Porque todos estamos viendo que dentro del gobierno hay opiniones muy diversas de los diferentes partidos políticos y de los diferentes personeros”, agregó.

Según Mayol, “la desconfianza que se ha sembrado en el país, precisamente por ese desorden que existe, por estas reformas, que cada vez tienen mayor rechazo en la gente, han creado una falta de expectativas que ha inhibido la inversión. Como ha dicho el Banco Central, es la mayor crisis de inversión que ha tenido el país en los últimos treinta años. Sin inversión no hay crecimiento y sin crecimiento no hay empleo”.

Por último, el ex titular de Agricultura sentenció que “la gente no confía en las reformas porque las entendió. Al principio cuando era puros titulares con anuncios que le vamos a hacer pagar a los más ricos, una serie de cosas de ese tipo, la gente tomó los titulares. Pero cuando ya se dieron cuenta para dónde se iba, cuál era el contenido de estas reformas, las conocieron, a través del debate público, las están rechazando”.