nueva mayoria


2017: EL AÑO CLAVE PARA EL FUTURO DEL PAÍS

Mientras aún se realizan balances de gestión del 2016 para el Gobierno y para el país, lo que por cierto resulta una vez más un penoso ejercicio, desde Renovación Nacional queremos hacer hincapié en un hecho de máxima preocupación y que por estos días se toma demasiado a la ligera: a esta administración aún le restan catorce meses de ejercicio.

Es cierto, en RN nos enfocaremos en la construcción del programa de gobierno que nos lleve a retomar el rumbo y que le permita al país soñar nuevamente con un futuro mejor, con mayores y mejores oportunidades para ellos y sus hijos. No obstante, esa gran tarea no puede descuidar los deberes del presente: mantener un rol de oposición efectiva y desnudar ante la ciudadanía que no da lo mismo un nuevo gobierno de izquierda o uno de derecha.

Si hay algo que reconocer en la Nueva Mayoría, es que han sido imprudentemente veloces. Gracias a la circunstancial ventaja que obtuvieron en el Congreso en 2014, han sido capaces de introducir grandes reformas en cada uno de los ejes del desarrollo del país, dañándolos con una celeridad nunca vista en las últimas décadas.

La reforma tributaria, mal concebida y peor implementada, no sólo generó incertidumbre en vastas áreas del desarrollo nacional, sino que además no cumplió ni con los montos a recaudar ni con el destino que el Gobierno debía dar a esos recursos.

Una reforma a la educación mal diseñada y tan llena de errores que hoy ni siquiera sus promotores son capaces de entenderla… Menos de hacerse cargo del daño a generaciones enteras de estudiantes.

Una reforma laboral que no pensó en los trabajadores, pues desconfía de ellos, sino en los sindicatos, tomando a la CUT como modelo de representación… Sin palabras.

Y por si estas tareas no hubiesen sido suficientes ejemplos de mala conducción, el gobierno de la Presidenta PS optó por diseñar un debate exprés para reformar la Constitución, sin aclarar siquiera qué es lo que pretendía reformar.

Pero no sólo han sido veloces, sino también decididos. Como otras administraciones hiperideologizadas de la historia, han sido capaces de hacer oídos sordos al abrumador rechazo ciudadano ante esos cambios, expresado en la última elección municipal y en cada una de las evaluaciones ciudadanas.

¿Se acabó la Nueva Mayoría? ¿La Presidenta Bachelet está pensando en lo que hará tras abandonar su cargo en 2018? Puede ser. Pero lo que es seguro es que su agenda no se detendrá, pues no existe una gota de autocrítica, recapacitación, ni empatía con la ciudadanía para corregir el rumbo. Al contrario, en las próximas semanas se introducirán a la agenda legislativa nuevos proyectos, tan mal diseñados o dañinos como los que hemos conocido hasta ahora.

Frente a esto, declaramos abiertamente que en RN tendremos una actitud firme y decidida, y que cada mal proyecto presentado por la Presidenta Bachelet no contará con nuestro apoyo.

Diremos no a la intervención estatal en todas las escuelas descentralizadas. Porque la desmunicipalización tendrá el mismo efecto que hemos visto en el Instituto Nacional: Destruir potencialidades y acentuar la segregación social. ¿Cómo se hace valer el mérito en un sistema que busca quitar los patines a quienes avanzan?

No a la expropiación de las aguas. Porque reconocer el derecho de propiedad sobre las aguas no es un capricho, sino una definición básica y esencial para mantener la agricultura, el empleo en el campo y las certezas de una cobertura de agua potable en el país completo.

Y defenderemos la vida, porque no estamos dispuestos a que instauren la “ley del más fuerte” para tratar al menos protegido, allí donde debiera sentirse más seguro y amparado por la ley.

La Nueva Mayoría y su prejuicio “anti modelo” dejarán un legado difícil de olvidar. Cómo hacerlo si dejan monumentales fiascos, como los diez hospitales que no se construirán, perjudicando a millones de chilenos.

Pero aún pueden hacer más. Catorce meses es un plazo suficiente para un gobierno ideologizado y experimental como el de la Nueva Mayoría, para seguir abollando las aspiraciones del país. Por eso, es necesario que como oposición actuemos en forma decidida para denunciar estas malas reformas y tratar de corregirlas con argumentos ante la ciudadanía.

Si no ponemos prioridad a esta tarea, si no somos una oposición férrea frente a estos cambios, si no mostramos hoy las diferencias sustanciales entre las ideas de la izquierda y las nuestras, el proyecto de futuro que ofrezcamos al país en las próximas elecciones presidenciales carecerá de credibilidad y sentido. Por supuesto, también tendrá muy escasas opciones de éxito.

Por todo esto, los convocamos a trabajar unidos y firmemente no sólo para diseñar el programa que nos permita convocar al nuevo Chile, sino que para denunciar y rechazar con fuerza la agenda de la Nueva Mayoría que aún no se detiene y que pese al rechazo ciudadano aún pretende imponer una mirada sesgada al país en los próximos meses y en un próximo gobierno.

 

Directiva Renovación Nacional.

La Nueva Mayoría cumplió, le quitó los patines a la educación pública

Por Leopoldo Pérez, diputado RN (@perezlahsen)

Un amargo 2017 recibirán varios de los liceos emblemáticos que por años pelearon mano a mano con los colegios de la elite los primeros lugares en el ranking PSU.

Este año el Instituto Nacional promedió 642,3 puntos y quedó por primera vez fuera de la lista de los 100 mejores colegios del país.

Como exalumno de este reconocido establecimiento me duele ver la gran caída de la educación pública, que tiene como responsable al gobierno de la Presidenta Bachelet.

Lo que anunció como una de sus grandes transformaciones ha terminado siendo una de las mayores decepciones de su segunda pasada por La Moneda.

Prometieron calidad, pero su reforma es una calamidad; que disminuirían la brecha entre ricos y pobres, lo que parece un mal chiste del Día de los Inocentes; y peor aún, que fortalecerían la educación pública, cuando en realidad terminaron por derrumbar las matrículas en ese sistema.

Por otro lado, han manejado a destajo su mal proyecto con la palabra inclusión y solo lograron segregar un modelo, que al menos en Chile funcionaba para aquellas familias que no tienen cientos de UF para pagar cuotas de incorporación, ni mucho menos millones al año para solventar costosos aranceles.

Y no digan que el copago cero es una opción para migrar a los particulares subvencionados, porque su situación también se enmarca en la histórica brecha. Solo cinco colegios aparecen entre los 100 primeros. Ninguno de ellos entre los primeros 10.

Es un contraste que una vez al año revive las grandes diferencias entre quienes tienen plata para financiar la educación de sus hijos y quienes, simplemente, no cuentan con esos recursos. Complejo escenario que tiene un diagnóstico certero.

Ministros que no quisieron escuchar la voz de padres y apoderados, parlamentarios que comprometieron sus votos a costa de eternas movilizaciones, y los candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría: Alejandro Guillier, Ricardo Lagos y José Miguel Insulza, que apoyaron y siguen apoyando las malas reformas del gobierno, tienen en vilo a instituciones que por años se mantuvieron en la primera línea.

En ese sentido este gobierno sí cumplió una promesa: le quitó los patines a la educación pública, haciendo alusión a una de las tantas frases desafortunadas del ministro Nicolás Eyzaguirre para promover la reforma educacional.

En medio de esta debacle hay que darle reconocimiento a los Liceos Bicentenario, que son parte del legado del expresidente Sebastián Piñera. Pero lamentablemente una vez más la Nueva Mayoría ha privilegiado su orgullo ideológico por sobre el bien común y decidió no profundizar esta iniciativa sabiendo que los resultados han dado sus frutos en menos tiempo de lo esperado.

Para graficar parte del éxito, tres Liceos Bicentenario están ubicados entre los 10 mejores municipales, superando incluso a varios de los “emblemáticos”. Una prueba más de los resultados que se cosecharon durante nuestra conducción en el período 2010-2014.

En el próximo gobierno de Chile Vamos estoy convencido que como conglomerado retomaremos el rumbo del país.

Un importante eje programático será devolver el prestigio que con tanto esfuerzo y sacrificio consiguió en su momento la educación pública. Palabra de exinstitutano.

 

Columna publicada en el diario La Tercera, el jueves 29 de diciembre de 2016.

Diputado Edwards emplaza a dirigentes de la Nueva Mayoría a pronunciarse por pagos de SQM a PPD: “Con la misma vara que mides, serás medido”

El diputado por Renovación Nacional José Manuel Edwards criticó hoy el “doble estándar” de la Nueva Mayoría, luego que los dirigentes de dicho conglomerado respaldaran a Carolina Tohá tras develarse que durante su mandato como presidenta del PPD, el partido se financió con dineros provenientes de Soquimich a través de la Corporación Chile Ambiente.

“Yo solamente le digo a la Nueva Mayoría: con la misma vara que mides, serás medido; y si ellos han exigido la renuncia de quienes están en cargos de elección popular por estar vinculados a casos de financiamiento irregular para partidos políticos o campañas, como lo hicieron con los senadores Ena von Baer e Iván Moreira, no cabe otra cosa que hacer lo mismo con Carolina Tohá”, sentenció Edwards.

Asimismo, el parlamentario instó al diputado Boric a pronunciarse sobre la materia. “Si tú le exiges estándar éticos a unos, tienes que estar dispuesto a vivirlos. El diputado Gabriel Boric en Estado Nacional pidió la renuncia de Ena von Baer e Ivan Moreira, dónde está el diputado Boric pidiendo la renuncia de Carolina Tohá ahora?”.

“Es la izquierda completa que le ha pedido la renuncia cuando eran casos de oposición los vinculados a esto. Hoy día es la Nueva Mayoría, y yo lo que les quiero pedir es que midan la altura de las palabras que emiten”, subrayó luego.

En esa misma línea, Edwards recordó los dichos del actual presidente de la Cámara de Diputados emplazando a la UDI a pedir perdón. “Acordémonos que el presidente de esta Corporación, Osvaldo Andrade, en su momento llamó a la UDI a pedir perdón por el financiamiento ilegal de algunos personeros de su bancada, y hoy día es el PPD como institución el que está involucrado. ¿Dónde está la petición de perdón del diputado Andrade al PPD como institución y las exigencias del señor Quintana?”.

Finalmente, el diputado señaló que en materia de financiamiento el PPD le “vendió su alma al diablo”. “Creo que institucionalmente que el PPD se haya financiado con platas del ex yerno de Pinochet es simplemente en buen chileno venderle el alma al diablo”.

“Es tan grave que Pinochet financie al PPD, como que Chile Vamos se financie con platas de Fidel Castro. Estoy exigiendo un mínimo de coherencia a todas las declaraciones que han hecho por años”, remató.

Las gárgaras de la izquierda

Por Camilo Morán Bahamondes, Juventud de Renovación Nacional.

Y es que mientras en las calles y ante los medios de comunicación rechazan los privilegios, al interior de sus propios partidos respaldan, sin ninguna vergüenza, la existencia de militantes de primera y segunda categoría. Así, a la hora de definiciones relevantes, el voto de Camila Vallejo, de Karol Cariola o de Osvaldo Andrade, por ejemplo, vale mucho más que el de sus correligionarios comunistas o socialistas de base, respectivamente.

Esta idea proviene de las más oscuras lógicas marxistas, que proponen que exista un grupo de iluminados —congresos, comités, Politburó, o como se le llame— que designan a las autoridades internas. A estas alturas, la historia nos ha demostrado con lujo de detalles que esta fórmula trasnochada, poco democrática y fracasada solo encuentra adeptos en quienes admiran regímenes totalitarios.

En RN, en cambio, si el voto es del presidente del partido, de un senador, una diputada o un militante sin cargo alguno da exactamente igual, porque en nuestro partido todos valen lo mismo.

La diferencia es clave y demuestra que la misma izquierda, que se llena la boca hablando de la igualdad de derechos y participación ciudadana, se mantiene en el siglo pasado resistiéndose a avanzar hacia un país más democrático.

Esto es especialmente preocupante en momentos donde la ciudadanía, con legítimo derecho e incluso hasta con razón, cuestiona cada accionar de los tan desprestigiados partidos políticos.

Frente a dicho escenario, las señales son fundamentales y algunos miembros de la Nueva Mayoría demuestran que no le interesa dar la pelea por limpiar la imagen de la política y sus instituciones y que mientras hacen gárgaras con la tan manoseada igualdad se las arreglan para ser ellos mismos, como diría Orson Welles, más iguales que los otros. ¿Será que tienen miedo a perder poder y privilegios en manos de su propia gente?

 

 

Columna publicada por El Demócrata, el martes 2 de febrero de 2016.

RN acude a Contraloría por eventual discriminación del gobierno hacia la prensa

El diputado Nicolás Monckeberg aseguró que, al restringir la participación de medios en viajes presidenciales, La Moneda afecta la libertad de expresión. “No se trata de invitar a los amigos de la Presidenta (…) se trata de que el país se informe”, señaló el parlamentario.

Hasta la Contraloría General de la República llegó el pasado martes 26 de enero el diputado de Renovación Nacional, Nicolás Monckeberg, para ingresar un requerimiento por eventual discriminación del gobierno a la prensa al restringir la participación de medios de comunicación en viajes presidenciales.

“Hemos venido a pedirle al contralor que tome cartas en el asunto y que cuanto antes emita un dictamen que regule y establezca los límites que tiene la Presidencia de la República y cualquier autoridad para hacer uso de los recursos públicos como lo es el avión presidencial y cualquier gasto que incurra en una gira oficial, ya sea en Chile como en el extranjero”, partió diciendo Monckeberg.

A juicio del parlamentario “no es posible que hoy la Presidencia de la República intente arrogarse una facultad que no tiene, porque la Presidencia de la República no es la dueña de los recursos públicos y no puede entrar a discriminar, ni a seleccionar a dedo, discrecionalmente, qué medios de comunicación tienen derecho a cubrir una gira presidencial y que medios son dejados fuera”.

Monckeberg agregó que “no es bueno hablar tanto de fortalecer la democracia, sino que también hay que practicarla y aquí lo que estamos pidiendo es que el contralor tome cartas en el asunto, que cuanto antes emita un dictamen, que establezca los límites que tiene la autoridad para la organización de las giras y particularmente para el uso de recursos públicos, que prohíba cualquier discriminación o selección en base a criterios subjetivos de los medios de comunicación que asisten”.

El legislador del partido de la estrella tricolor advirtió que “si el Presidente de la República tiene o se arroga la facultad de decidir quién lo acompaña o no a la gira, es evidente que afecta la libertad de expresión por cuanto se va a hacer acompañar por los medios que menos lo critiquen o que más compartan la línea editorial del gobierno, eso nos parece grave y que debilita la democracia”.

Monckeberg explicó que “nosotros queremos que aquí exista un proceso objetivo. Si en una determinada gira no hay espacio para todos los medios, que el país entero sepa y que todos los medios de comunicación conozcan cual es el criterio objetivo por el cual algunos podrán ir en el avión presidencial y otros no”.

“Aquí no se trata de invitar a los amigos de la Presidenta de la República, ni a los medios que la critiquen menos, se trata de que el país se informe y que se informe con libertad de expresión y esta medida tiene que ser dejada sin efecto cuanto antes, porque precisamente afecta la libertad de expresión tan necesaria para cualquier gobierno de la tendencia política que sea”, remató el diputado RN.

Monckeberg asegura que el gobierno le da un bono de verano a los delincuentes al postergar Agenda Corta

El presidente de RN criticó que, producto del frenesí legislativo, se deje para marzo un tema prioritario para la ciudadanía como es la seguridad. Además, señaló que la Nueva Mayoría se está desfondando y que el desorden que tienen en el oficialismo no da garantías de gobernabilidad.

Una dura crítica a la gestión en materia legislativa de la administración Bachelet y de la coalición oficialista, realizó el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, en la antesala de la última semana de trabajo en el Congreso correspondiente al periodo 2015.

“Ayer el vocero de gobierno señaló que el plazo de sacar los siete proyectos al final de enero era ahora un plazo referencial. Se están poniendo el parche antes de la herida, porque no fueron capaces de ordenar a la Nueva Mayoría”, partió diciendo Monckeberg.

Para el diputado “esto es demostración de cómo se está desfondando la Nueva Mayoría, se autoimpusieron un plazo y un objetivo político que era sacar siete proyectos de ley antes de que terminara el período legislativo y con suerte van a sacar uno o dos”.

Monckeberg agregó que también “eso es demostración del desorden, de la falta de organización, de coordinación y de objetivos comunes que hoy tiene la Nueva Mayoría, no está dando ninguna garantía de estabilidad ni de gobernabilidad”.

El timonel del partido de la estrella tricolor insistió en que “la Nueva Mayoría se está desfondando y la Presidenta Bachelet más bien preocupada de su nuera, más bien preocupada de las próximas vacaciones y el tema de gobernabilidad y conducción navegan”.

Frente a dicho escenario, Monckeberg advirtió que “lo que más nos preocupa es que la principal prioridad -Agenda Corta Antidelincuencia, que era un proyecto emblemático, importante, que sacamos de la Cámara con bastante premura y transversalidad de apoyo- hoy navega”.

En esa línea, el mandamás RN afirmó que ante el receso de verano del Parlamento “la señal que está dando el gobierno al dejar fuera la Agenda Corta es de un bono estival para los delincuentes, que sigan delinquiendo porque la normativa sigue relajada, la legislación sigue relajada y en marzo nos vemos nuevamente”.

“El gobierno le da un bono estival a los delincuentes, porque la legislación, la Agenda Corta, que precisamente hace más dura estas normas en materia de delincuencia, queda postergada hasta marzo, eso es lo que está produciendo el gobierno con este frenesí legislativo, que ellos instalaron, que no fueron capaces de sacar adelante y no nos olvidemos que si tienen las mayorías para hacerlo y hoy no hay acuerdo suficiente para sacar proyectos de ley que muchos de ellos dependen de mayorías simples, como la Reforma Laboral”, remató Monckeberg.

 

 

Directiva de Renovación Nacional pide a Canciller remover del cargo a Embajador de Chile en Uruguay tras polémicas declaraciones

Hasta el despacho del Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, llegó la directiva de Renovación Nacional, representada por el Secretario General RN Mario Desbordes y los Vicepresidentes Pablo Galilea y Felipe Guevara, con el fin de pedir expresamente remover del cargo al Embajador de Chile en Uruguay, Eduardo Contreras.

El Secretario General de Renovación Nacional, Mario Desbordes, señaló que como partido han pedido respetuosamente la salida del Embajador en Uruguay, “teniendo en cuenta que es la Presidenta de la República quien tiene las facultades de removerlo”.

Desbordes agregó que “él no es Embajador del Partido Comunista ni de la Nueva Mayoría, sino que es Embajador del Estado de Chile y no representa a un sector político, representa a todos los chilenos, por tanto, todo lo que él haga afecta al país”.

“En esa condición creemos que no reúne los fundamentos para desempeñarse en la labor que ha desarrollado hasta el momento, como Embajador”, añadió Mario Desbordes.

En tanto, el Vicepresidente RN, Felipe Guevara, manifestó que “vamos a convocar al fiscal Francisco Bravo para que en el contexto de la investigación por las bombas en la capital, sea citado el Embajador Eduardo Contreras, para que aporte todos los antecedentes y permita esclarecer los hechos de terrorismo que han ocurrido”.

Finalmente, el Vicepresidente Pablo Galilea, indicó que “el Embajador ha quedado con una falta de credibilidad frente a la opinión pública, que ha sido criticado por los medios de prensa uruguayos. Estamos convencidos que no harán una buena evaluación y es por eso que esperamos que el Embajador sea removido de su cargo”.