Juntos Contra la Delincuencia


Control de identidad

Por Alberto Espina, senador de Renovación nacional.

Los señores Juan Pablo Mañalich y Jaime Winter me imputan simpatizar con un Estado policial por haber participado en la aprobación de la Agenda Corta contra la Delincuencia.

No es así. De lo que soy partidario es que el Estado cumpla con su obligación de proteger un derecho humano fundamental de los ciudadanos, cual es su seguridad personal y la de su familia. Lamentablemente, esto último en una enorme cantidad de casos no ocurre en nuestro país. Prueba de ello es que según la información oficial del Ministerio Publico, el 93% de los casos de robos se archivan sin resultados y, según la Corte Suprema, existen 66 mil órdenes de detención pendientes por delitos graves.

La Agenda Corta contiene más de 30 cambios a la legislación vigente, con el propósito de mejorar la persecución penal a petición expresa de las policías y los fiscales, y se aprobaron luego de un amplio debate en la Comisión de Constitución del Senado.

Entre las materias más relevantes destaco el hecho de que los jueces no podrán bajarse de la sanción establecida en el Código Penal. Por ejemplo, el delito de robo con violencia tiene una pena de cinco años y un día a 15, y los magistrados no podrán bajar ese mínimo. Adicionalmente, hay normas que permiten enfrentar a fondo el tema de la reducción de especies, las facultades de las policías y la incorporación de agentes encubiertos para desbaratar a las bandas que operan impunemente en el país asaltando y robando.

En cuanto al control preventivo de identidad, esta norma surgió a petición de las policías, con el propósito de disminuir la gran cantidad de prófugos de la justicia por delitos graves. Consiste en que las policías puedan solicitar la identificación de las personas en lugares públicos otorgándoles en el mismo sitio todas las facilidades para que puedan hacerlo.

Si la persona se identifica por cualquier medio, el procedimiento termina de inmediato. Si se niega a identificarse, se le deberá permitir de inmediato contactarse con un familiar o la persona que indique y será trasladado a la unidad policial más cercana, no pudiendo ser ingresado a una celda ni tener contacto con personas detenidas, salvo que efectivamente tenga una orden de aprehensión pendiente. Este procedimiento, tratándose de mayores de 18 años, no puede durar más de cuatro horas, y en el caso de los adolescentes, no más de una hora y siempre deberán respetarse las normas de la Convención de los Derechos de los Niños.

Más aún, si el policía abusa en el ejercicio de esta atribución, por ejemplo discriminando arbitrariamente, quedará suspendido de su empleo, lo que en la práctica significará la pérdida de su cargo. Si se detuviera ilegalmente a una persona, enfrenta una pena de 61 días a tres años de cárcel.

Se agrega a lo anterior que la Policía deberá contar con un procedimiento estandarizado de reclamos e informar al Ministerio del Interior de todo lo relativo a estos procedimientos y los efectos que han producido en la disminución de la delincuencia.

En otras palabras, hemos tomado todos los resguardos para que la aplicación práctica de una norma de esta naturaleza impida los abusos, y de cometerse, sus autores sean sancionados.

Por cierto que el control preventivo de identidad es una molestia para los ciudadanos, pero si queremos disminuir los delitos graves, detener a los delincuentes prófugos y la policía expresamente solicita esta facultad, creo que es la mínima colaboración que las personas podemos prestar a la solución de un problema que por años es la primera prioridad de la ciudadanía.

Obviamente, no es la única medida, hay muchas otras que son necesarias de implementar, entre ellas, la coordinación de fiscales y policías que queda expresamente establecida también en la Agenda Corta.

 

 

Carta publicada por El Mercurio, el jueves 4 de febrero de 2016.

Espina impulsa recolección de firmas en Victoria para presionar al oficialismo por Agenda Antidelincuencia

La campaña –que hace una semana inició la Cámara de Comercio de dicha comuna- busca conseguir apoyo para que el gobierno y sus parlamentarios aprueben a la brevedad la iniciativa que se tramita actualmente en el Congreso.

Cansados de los constantes robos y asaltos que sufren locatarios de Victoria, en la Región de La Araucanía, hace una semana la directiva de la Cámara de Comercio de dicha comuna -encabezada por su presidenta, María Inés Zamora- y a sugerencia del senador de Renovación Nacional Alberto Espina, inició una campaña ciudadana de recolección de firmas con el objetivo de “presionar legítimamente” al gobierno y sus parlamentarios para que se apruebe la denominada Agenda Corta de Seguridad Ciudadana que se encuentran en el Parlamento hace más 288 días.

En una reunión, efectuada el pasado 28 de octubre en el Centro de Eventos Oregón de Victoria, en la que estuvieron presentes el alcalde; concejales; representantes de la PDI y Carabineros; el consejero regional RN, Juan Carlos Beltrán, además del propio Espina, se explicó lo que busca “Juntos Contra la Delincuencia” y la importancia de reunir rubricas de los vecinos a consecuencia de la violencia y los últimos actos delictuales en la zona.

Al respecto, Zamora precisó que “por la delincuencia a nivel nacional y especialmente en la región y en la comuna de Victoria, considero que se deben tomar medidas para poder solucionar estos temas. La delincuencia jamás podrá ser erradicada al 100%, pero considero que se debe hacer un cambio en el Código Procesal Penal y que mejor que apoyar esta iniciativa que está impulsando el senador Espina con las 10 medidas, que son la agenda corta y poder ir al Parlamento”.

La dirigente gremial añadió que “la recolección de firmas que tenemos en Victoria es para que tomen en cuenta que también vivimos en una zona roja” y explicó que “la idea es recolectar entre 4.000 a 5.000 firmas”, ya que a su juicio “la ciudadanía está respondiendo a este tema, la gente está muy motivada”.

En esa línea, Espina expresó que “el propósito es impulsar una campaña masiva de recolección de firmas en Victoria a fin de ejercer una legitima presión al gobierno y a los parlamentarios de la Nueva Mayoría para que aprueben a la brevedad la llamada agenda corta”.

El proyecto, argumenta Espina, “contempla normas que otorgan más facultades a las policías y a los fiscales a fin de lograr mejores resultados en las investigaciones de los delitos graves como son los robos violentos y que tienen altísimos niveles de impunidad llegando al 95% en La Araucanía”.

Finalmente, el parlamentario RN hizo un llamado a la comunidad a “integrarse a esta campaña, firmar, para luego llevarlas al Ministerio del Interior como una demostración de la preocupación ciudadana para que se transforme en una realidad los cambios legales”.

Cabe recordar -según indicó Zamora- que quienes quieran adherir a la campaña de recolección de firmas deben acercarse a los locales comerciales de la comuna de Victoria y a la Plaza de Armas, donde se encuentra el formulario para entregar su apoyo.