Hospital Río Bueno


Diputado Berger junto a consejeros regionales temen abandono de proyectos hospitalarios en Río Bueno y La Unión

Incertidumbre ronda por el futuro de los hospitales de Río Bueno y la Unión. Este año debían entregarse los diseños para su ejecución, sin embargo al día de hoy no existen noticias ni siquiera sobre los estudios de pre-inversión. Por eso el diputado por Los Ríos Bernardo Berger (RN) junto a los consejeros regionales (Cores) Eduardo Holck y Felipe Mena dieron a conocer su preocupación por el estado de abandono en que se encontrarían ambas iniciativas comprometidas por el Ministerio de Salud (MINSAL) y el Gobierno Regional (Gore) en el 2013.

El parlamentario explicó que existe una real preocupación entre la comunidad como en buena parte del Consejo Regional de Los Ríos, ya que pese a las confirmaciones hechas por la propia ministra de Salud el año pasado, actualmente no hay noticias respecto al resultado de los estudios de pre-inversión y tampoco de los diseños que serían entregados durante el 2016.

“Nos alerta porque son dos hospitales de alta necesidad y altamente demandados por la comunidad, que el año 2013 fueron comprometidos en un Convenio de Programación entre el Gore y el Minsal para acelerar su ejecución. Los compromisos desde la región han estado siempre disponibles sin embargo la retroexcavadora con que el MINSAL inició la gestión el 2014 ha significado un retraso delicado y peligroso para las necesidades de salud de la población”, indicó.

La incertidumbre es en tal nivel, enfatizó Berger, que ni siquiera en el programa de trabajo del MINSAL 2014-2018 expuesto ante el Congreso, figura ninguno de estos hospitales como obra terminada para el 2018 .

Berger recordó que las versiones en torno a este proyecto han sido variadas, desde suspensión, fusión de ambos proyectos, levantamiento de un único proyecto de alta especialización, “en definitiva, hoy en día nos encontramos en una nebulosa, donde no existe la claridad que debieran estarnos dando los estudios comprometidos y lo que más nos interesa, es que las inversiones que tienen una mirada regional y sectorial no se han concretado”.

Según el convenio de programación vigente, en el año 2014 existía un presupuesto de 463 millones de pesos para el diseño del hospital de La Unión, para comenzar su ejecución en el 2015. Mientras, para Río Bueno se estimaba un gasto de más de 205 millones de pesos el 2014 para el diseño del recinto hospitalario, con lo que se iniciaría su ejecución en el año 2015,  proyectos de los cuales aún no se conoce estudios de ningún tipo. Según la misma programación, ambos recintos hospitalarios deberían estar finalizados el 2018 para La Unión, y el 2017 en Río Bueno.

“Estas dos iniciativas siguen la suerte del gran listado de proyectos de infraestructura hospitalaria nacional, que ya lo hemos visto, tienen un retraso gigantesco. Más por temas ideológicos que técnicos fueron postergados arbitrariamente y hoy se traduce en no tener nada con qué responder a las necesidades de salud secundaria, pese a tener firma y timbre ministerial. La verdad es un contrasentido tremendo que teniendo una Presidenta médico, una de las áreas más postergadas del desarrollo nacional sea precisamente la salud.

Por su parte, Eduardo Holck indicó que “en la provincia del Ranco vivimos unas 90 mil personas que estamos esperando hace años por nuestros hospitales. Había una intención y una realidad de un proyecto bastante avanzado, se logró firmar el convenio de programación el año 2013, pero desgraciadamente este nuevo gobierno echó por tierra todo eso e inició un nuevo proceso”, recordó.

Añadió que pese al compromiso presidencial de tener diseños listos este año, “estamos a junio y lamentablemente los estudios pre-inversionales están todavía revisándose en el Minsal y no tenemos idea de lo que está pasando con nuestros hospitales. Yo hago una llamando a las autoridades de la región para que hagamos entre todos un esfuerzo en sacar adelante este tema”, añadió el consejero regional.