Héctor Mendez


RN espera un “discurso sincero y reconocimiento de compromisos incumplidos”.

A pocas horas de la Cuenta Pública del 21 de mayo, los presidentes regionales de Renovación Nacional salieron a reiterar sus críticas por la escasa relevancia de los temas locales en la agenda del Gobierno y a pedir “un discurso sincero, que reconozca los compromisos incumplidos, y que no incluya promesas vacías para las regiones”, por parte de la Presidenta Michelle Bachelet.

En la región del Maule, Gonzalo Montero señaló que esperan “transparencia y sinceridad en cuanto a los anuncios y los plazos. Esperamos que no sea una pantalla de humo para subir en las encuestas, hechos concretos que nos saquen de una crisis que tiene al país paralizado, sin crecer, con desempleo al alza y con una crisis institucional legendaria”.

En ese sentido, Montero afirmó que, respecto a la cuenta de 2014, en El Maule sólo es posible valorar el inicio de la instalación de un CFT estatal y de un SAPU de alta resolutividad en Linares, pues “hubo un total olvido en una serie de otras promesas, como los estudios técnicos para la construcción de un puerto y una estación multimodal de transporte de carga, los hospitales de Linares y Curicó, donde ni siquiera se ha puesto una piedra, o una solución definitiva para los pescadores artesanales de merluza”.

La presidenta RN en Magallanes, Gloria Vilicic, en tanto, indicó que “los chilenos merecemos un gobierno que trabaje y gobierne de acuerdo a una planificación, con acuerdos, encuentros y aportes de todos los partidos políticos y no con improvisación”. Solicitó el análisis y mejoramiento de los programas y beneficios para zonas extremas.

Henry Azurmendi, ex Intendente de Los Ríos y presidente RN en la región, espera que el discurso de la Mandataria incluya un mea culpa por la participación de su hijo, Sebastián Dávalos, en el caso Caval y haga referencia a los cuestionamientos a su recaudador de recursos para la campaña presidencial, Giorgio Martelli. En lo netamente regional, espera que en Los Ríos “se haga la pega y se termine la chacota… Íbamos a tener doble vía sin peaje y este gobierno se lo colocó… Íbamos a ser una región modelo y terminar el puente Cau Cau, y llevan un año y medio sin saber que hacer”.

En Tarapacá, el presidente Christiaan Valdés afirmó que “nos gustaría un fortalecimiento de nuestras policías, del plan Frontera Norte e impulsar la economía regional que en el primer trimestre apenas creció un 1,9%, para así generar más empleos. Necesitamos que el Gobierno le de urgencia a la lucha contra la delincuencia y a la modernización del Hospital Regional”.

No obstante, Valdés advirtió que los anuncios no sirven de nada si las autoridades de la región no son capaces de cumplirlos: “De frentón le pediría a la Presidenta que sus ministros, intendentes, seremis y jefes de servicio hagan la pega, y pasen rápidamente del discurso a la acción”.

La presidenta de RN en la Región de Aysén, Aracely Leuquén, espera que el discurso presidencial “tenga un mensaje real de descentralización, con anuncios de inversión pública y que se concreten los compromisos pendientes del Gobierno”.

Leuquén solicitó celeridad en la ejecución del Plan de Desarrollo de Zonas Extremas, soluciones para el conflicto por nivelaciones en las asignaciones de zona y un plan de descontaminación definitivo para Coyhaique.

Héctor Mendez, presidente RN en La Araucanía, espera que la Presidenta Bachelet haga un llamado a todos los sectores a unirse en torno a los graves problemas de violencia que vive la región y un pronunciamiento definitivo frente a la propuesta de RN por la “Paz Social en La Araucanía”, que los senadores Alberto Espina y José García entregaron a la Mandataria en La Moneda, en agosto pasado.

Además, señaló que es necesario avanzar en un programa de indeminzaciones para las víctimas de la violencia en La Araucanía, pues “hay un número importante de ciudadanos que han perdido todo, que han perdido su campo, sus hogares, maquinaria, que ha significado un esfuerzo enorme para ellos y sus familias y que han vivido de manera totalmente descarnada el desamparo de parte del Estado”.