gestión del gobierno


Cores de Chile Vamos en Aysén hacen balance de la gestión del gobierno en 2015

Los representantes del bloque opositor en la XI Región aseguraron que culmina un año complejo para la clase política y el desafío de las próximas elecciones municipales es reencantar a la ciudadanía e incentivar la participación.

Los consejeros regionales de Chile Vamos en la Región de Aysén – Marcia Raphael y Carlos Campos de RN, junto a los UDI Eligio Montecinos y Marcelo Santana- además de la concejala RN Aracely Leuquén, realizaron una evaluación de la gestión del gobierno durante el año que ya se va.

En la ocasión destacaron y compartieron las declaraciones de los dirigentes nacionales del bloque opositor, calificando la gestión 2015 como “el año de la retroexcavadora”, simbolismo que, según concordaron, representa una gestión que erradamente marcó un sello de divisiones e ideologismos exacerbados en temas que resultan muy sensibles para la ciudadanía como lo son los temas de educación, laborales, económicos y de salud.

De esta forma, el grupo recordó que desde Chile Vamos se ha expresado un ánimo de construir y aportar en todos los ámbitos del quehacer público, y es por esa razón, que se han reunido con las autoridades de gobierno en distintas instancias para contribuir siempre en la búsqueda de soluciones en los distintos temas.

Dentro del balance llevado a cabo por los cores y la concejala Leuquén, este fue un año marcado por una crisis de desconfianza de la ciudadanía con los políticos. Los casos de corrupción y cuestionamiento al financiamiento de las campañas destacan negativamente, pero que al mismo tiempo, ha significado una oportunidad para todos los sectores de trabajar por mayor transparencia y probidad desde la función pública, trabajando por la regulación y límites entre el interés público y privado. Para los opositores, era necesario corregir la legislación vigente, mejorando también el actuar ético quienes se desempeñen en todos los espacios públicos de representación y poder.

A la hora del recuento anual, Campos señaló que “el compromiso del gobierno con zonas extremas y el lento avance de ejecución del Plan Especial de Desarrollo PEDZE son materias pendientes. La hoja de ruta al 2018 de la Nueva Mayoría debe comenzar a rendir frutos. Es un plan cuestionable en su proceso de participación ciudadana y lo señalan los propios alcaldes elegidos por la gente”.

El core RN agregó, que “el Consejo Regional de Aysén se ha convertido en la instancia que más recursos ha transferido a los servicios de SERNATUR, INDAP, MOP, y otros, cuando los aportes debieran provenir del propio gobierno y no utilizar el PEDZE para cumplir con promesas de campaña”.

Por su parte sus correligionarios de partido, Raphael y Leuquén, advirtieron que los temas que deben avanzar con mayor celeridad son la puesta en marcha de Universidad Estatal, con claridad sobre sus futuras líneas de financiamiento, así como también la concreción definitiva de una Zona Franca, que tendrá un alcance económico regional.

Al mismo tiempo, en el ámbito de la Educación, la core y la concejala RN lamentaron que los Liceos Bicentenario de Coyhaique y Puerto Aysén no cuenten este 2016 con una línea presupuestaria especial y argumentaron que es un proyecto que nace en el gobierno del Presidente Piñera, llamado a mejorar la calidad de la educación municipal, lo que queda demostrado con los buenos resultados de la última prueba de selección universitaria (PSU).

A su vez, los UDI Santana y Montecinos, indicaron que los problemas de conectividad terrestre, portuaria, digital y aérea, siguen siendo obstáculos para el desarrollo definitivo de Aysén. En este ámbito, agregaron que la creación de subsidios resulta fundamental para reducir el costo de vida de los habitantes de la región. sin embargo, alertaron que en estos temas se evidencia ausencia de visión política y de bien común desde el gobierno.

Los gremialistas, además insistieron en el mejoramiento de pasos fronterizos y de inversión que fortalezca la actividad productiva de los pequeños campesinos de la región, que siguen siendo desafíos pendientes.

Así las cosas, las autoridades lamentaron las expectativas que generó el gobierno de la Nueva Mayoría al inicio de su mandato, el que explicaron comenzó con un alto respaldo electoral y ciudadano, con gran nivel de confianza, y que hoy solo puede producir incertidumbre y profunda desilusión.

Finalmente, los representantes de Chile Vamos aseguraron que estarán atentos al cumplimento de los compromisos regionales en beneficio de los habitantes de Aysén, porque un mal gobierno requiere de una buena Oposición.