evaluación


Presidente de RN, Cristián Monckeberg a “El Mercurio”: “El Gobierno no puede caer en los chantajes de la izquierda en la reforma educacional”

Para el presidente de RN, Cristián Monckeberg, hay un “desorden generalizado en el gabinete”, lo que se traduce en la reciente renuncia de Helia Molina al Ministerio de Salud.

Según el diputado de la Alianza, un secretario de Estado “debe tener prudencia, no puede decir lo que se le ocurra”, al tiempo que plantea la necesidad de que el Gobierno “enmiende el rumbo” y realice los ajustes necesarios, porque aún le restan tres años de mandato.

Monckeberg enfatiza que “ese desorden político” es el que hoy genera un alto rechazo al Gobierno, y abre la puerta para que la oposición pueda instalarse como una alternativa para 2017. Si bien advierte que “la desaprobación” del Ejecutivo “nos pilló por sorpresa resolviendo los temas internos propios de una paliza electoral”, recalca que la gran tarea de la centroderecha es articular una coalición política que sirva como base del próximo candidato presidencial, el que, a su juicio, deberá surgir de una primaria.

-¿Cuáles son los principales desafíos de la oposición para 2015?

-El desafío inicial es concretar la instalación de una nueva coalición, en la que estén convocados todos quienes se sientan de oposición y que quieran aspirar a ser alternativa de gobierno en tres años más. Lo importante es que coincidamos en los mínimos comunes, en la estructura y en el modo de funcionamiento. En la medida en que se respeten esos tres elementos, van a ser todos bienvenidos, y hacia adelante mantener una mínima disciplina y lealtad. Eso va a ser un tremendo soporte y activo para el futuro candidato de la Alianza. Nunca antes habíamos tenido una coalición política. Antes tuvimos coaliciones electorales que, por ejemplo, le permitieron al ex Presidente Sebastián Piñera llegar al poder, pero después la coalición política se acabó y cada uno hizo lo que quiso y apoyó al Gobierno de la mejor manera que pudo.

-En ese escenario, la elección municipal cobra relevancia. ¿Podrán cumplir la meta de consolidar una plantilla municipal un año antes de la elección de 2016?

-Seguimos con el plazo que nos autoimpusimos de tener una plantilla municipal de la coalición, un año antes de las elecciones. Seguramente, tendremos que realizar primarias y algunos ajustes, pero la gran cantidad de nombres que cada partido va a proporcionar, los acuerdos de donde se hacen primarias, si vamos en dos o una lista, y las plantillas se van a cumplir de todas maneras.

-Usted ha planteado la necesidad de que ex ministros estén disponibles para asumir desafíos electorales. ¿Con quiénes ha hablado?

-Personalmente he llamado a ex ministros y ex funcionarios del gobierno anterior, para que consideren el desafío de las elecciones municipales, y para que sepan que los necesitamos como candidatos. No es justo que solo los partidos enfrenten esta elección municipal. Quienes formaron parte del gobierno que no provenían de los partidos, pero sí forman parte de nuestra coalición, lo más lógico es que puedan utilizar su capital político como candidatos en la municipal. Por ejemplo, los ex ministros Cecilia Pérez, Luis Mayol, Luciano Cruz-Coke, Alfonso Vargas, entre otros.

-¿Le pedirán al ex Presidente Sebastián Piñera asumir un rol en la campaña municipal? Usted ha comentado que es importante que las figuras con perfil presidencial asuman un rol activo en las elecciones.

-RN y la coalición que estamos conformando no pueden girar en torno a las candidaturas presidenciales. Pero eso no significa que quienes estén bien posicionados potencien su liderazgo. En RN tenemos tres o cuatro nombres con ganas de ser candidatos, lo que para mí es un bendito problema. Ellos van a ser personas clave, y les vamos a pedir mucha ayuda para buscar un buen resultado en las municipales. El ex Presidente Piñera es un activo de nuestra coalición. Como presidente de RN, me la voy a jugar para que un militante de nuestro partido sea el candidato presidencial de esta nueva coalición. Pero el ex Presidente Piñera es un tremendo activo que no lo vamos a desaprovechar y al que le vamos a pedir la ayuda necesaria para sacar adelante una buena elección municipal.

-Se ha dicho que luego del encuentro de lago Ranco, el ex Presidente Piñera dejó de manifiesto su interés por volver a La Moneda. De ser así, ¿debe participar en primarias?

-En esta nueva coalición se acabaron los candidatos independientes que no responden a nada. Respeto que no quieran ser militantes, pero quienes quieran ser candidatos, y en este caso abanderados presidenciales de esta nueva coalición, tienen que responder a ciertos mínimos comunes y a una coalición política que les va a dar sustento y soporte. De otra forma, no pensemos en pedir apoyo a esta nueva coalición. Esta nueva coalición también tiene muy internalizado que el candidato o candidata presidencial se define por primarias. Ya he escuchado por ahí que las primarias no es el único mecanismo. Para mí, como presidente de partido, una primaria es el único mecanismo para resolver al candidato presidencial. Para mí sería impresentable ofrecerle a la ciudadanía un candidato que no haya pasado por un proceso interno de primarias o acordado entre cuatro paredes. Por ningún motivo.

Coordinación político-legislativa

-Una cosa es la coordinación electoral. ¿Cómo logran fortalecer la coordinación política y legislativa siendo minorías, de tal forma que puedan influir en la agenda del Gobierno?

-Tenemos que tener una coordinación territorial que permita preparar las elecciones municipales y un despliegue de la coalición cuando se estime necesario, con giras conjuntas para poder llegar a terreno a buscar los mejores candidatos y plantear nuestras ideas. Pero también debemos hacer un esfuerzo de coordinación legislativa, y ahí sí que hemos estado al debe. La única manera de detener una aplanadora legislativa que el Gobierno ha tratado de instalar, es tener posturas comunes en el Congreso. Eso, bien apoyado por la ciudadanía, va a permitir sentar al Gobierno a negociar aspectos que consideramos importantes. Esto, hasta el minuto no se ha logrado. Por ejemplo, si miramos el sistema binominal, que está a punto de despacharse, por no tener una postura común como Alianza, llegamos al absurdo de aprobar un sistema que es nefasto para nuestro sector. La única manera de lograr que en proyectos importantes el Gobierno se siente a conversar con nosotros, es que nos vea con una sola visión. Lo hemos logrado en la reforma educacional, que a pesar de que han pasado la aplanadora, la evaluación está por el suelo. En la reforma laboral va a pasar exactamente lo mismo.

-Precisamente, hoy vence el plazo para la presentación de indicaciones en la reforma educacional. El ministro Nicolás Eyzaguirre llegó a un acuerdo con los senadores de la Nueva Mayoría, del que se restaron Jaime Quintana (PPD) y Fulvio Rossi (PS), y ha generado críticas en los diputados oficialistas. ¿Cómo ha visto este proceso?

-En las principales reformas que el Gobierno ha impulsado y que forman parte central de su programa de gobierno, hablamos de la reforma tributaria, educacional y laboral, hemos visto al Gobierno tironeado y chantajeado por la izquierda. El Ejecutivo no puede caer en los chantajes de la izquierda en la reforma educacional. La DC ha puesto un énfasis importante por mejorar la discusión de la reforma educacional, pero sucumbió en su esfuerzo por mejorar el proyecto. Acá reina la izquierda. Es una lástima que el esfuerzo moderador de la DC se haya quedado solo en los titulares. No es extraño que dos emblemáticos senadores no suscriban el acuerdo, es el reflejo del desorden y de la falta de claridad en los temas de educación.

-¿Qué opciones le quedan a la Alianza para influir en la tramitación de la reforma educacional?

-Aquí ha habido un patrón común. El Gobierno quiere sacar sus reformas a cómo dé lugar. No obstante que la Presidenta ha señalado que es una mala reforma educacional y que ha sido mal impulsada, y que la ciudadanía la ha evaluado muy mal. Yo veo pocas posibilidades hoy de un entendimiento de nuestra coalición con el Gobierno para avanzar en esta materia. En algún minuto hubo posibilidades, pero cómo se ha manejado la reforma educacional, cómo influyeron los parlamentarios de izquierda con sus indicaciones en la Cámara, se ve muy difícil que eso se logre. Espero que veamos frutos a partir de los esfuerzos que ha impulsado la DC.

-Desde la Alianza se criticó que esta reforma respondía a lo que pedía la calle. Sin embargo, hoy cuenta con un mayoritario rechazo de la ciudadanía. A su juicio, ¿a quién apunta esta reforma educacional?

-Las tres grandes reformas, se suponía que respondían a las demandas de la calle. Hoy ha sido la propia ciudadanía la que ha hecho retroceder al Gobierno en estas tres grandes reformas. Espero que la Presidenta escuche a la ciudadanía, y de lo que queda de reforma educacional, entienda que la gente quiere reformas, pero las quiere de una manera distinta a como se están llevando a cabo. Todas las encuestas señalan que el 70% de las personas quiere reformas, pero el 80% dice que no las quiere de la manera en que se están llevando a cabo. Esperemos que el Gobierno escuche a la ciudadanía y cambie su forma de llevar a cabo este proyecto.

-¿Se logrará despachar este proyecto a fines de enero, como lo ha planteado el Ejecutivo?

-Todo apunta a que vamos a tener una comisión mixta. Lo encuentro irresponsable, y en el Gobierno están actuando de manera obstinada quienes pretenden despachar este proyecto a como dé lugar, para tener un check e irse de vacaciones, tranquilos. Espero que si los plazos no dan, no apuren aún más la tramitación con urgencias para cumplir el tiempo que se autoimpusieron. En estas materias, más vale demorarse un par de meses, pero sacar adelante una reforma un poquito menos mala de lo que se está haciendo.

”Piñera es un tremendo activo que no vamos a desaprovechar y al que le vamos a pedir la ayuda necesaria para sacar adelante una buena elección municipal”.

”La DC ha puesto un énfasis por mejorar la discusión de la reforma, pero sucumbió en su esfuerzo por mejorar el proyecto. Acá reina la izquierda”.

”Para mí, como presidente de partido, una primaria es el único mecanismo para resolver al candidato presidencial”.

”En el Gobierno están actuando de manera obstinada quienes pretenden despachar el proyecto (educacional) para tener un check e irse de vacaciones”.