Dávalos


Diputada Sabat acusa incongruencia entre declaraciones de ministra de Vivienda y ex seremi de la VI Región ante comisión Caval

En el marco de una nueva sesión de la comisión investigadora por el caso Caval en la Cámara de Diputados, una de las representantes de Renovación Nacional en dicha instancia legislativa, Marcela Sabat, advirtió incongruencias entre las declaraciones del ex seremi de Vivienda de la VI Región y la invitada de ayer: la ministra de Vivienda, Paulina Saball.

“Las declaraciones de la ministra Saball son completamente incongruentes a las declaraciones que realizó el ex seremi Wilfredo Valdés, semanas atrás a la comisión investigadora”, afirmó Sabat.

Las palabras de la parlamentaria se dan luego que Valdés dijera que durante su mandato habría “reactivado los estudios de modificación del Plan Regulador Intercomunal, y no continuado con estos”, como señaló la secretaria de Estado ante la comisión.

Asimismo, Sabat destacó que la ministra de Vivienda no descartara en ninguna de sus declaraciones que haya existido tráfico de influencias. “Por cierto a la luz de lo que hemos visto tampoco se da cuenta del conflicto de intereses que tenía el ex seremi al haber sido el mismo tasador de los terrenos”, dijo.

En esa línea, la diputada señaló que seguirán insistiendo en estos antecedentes, porque  demuestran “que no solo hubo conflicto de intereses, sino uso de una información conveniente para el ex seremi y por supuesto para este gran negocio”.

Respecto a las próximas sesiones, Sabat fue categórica y sostuvo que se espera la presencia del hijo de la Mandataria. “Que el señor Dávalos de la cara, y que no por ser hijo de la Presidenta crea que tiene algún tipo de privilegio. Es el momento de dar la cara al país frente a todos los  problemas que se han suscitado bajo su responsabilidad”, arremetió la legisladora.

Finalmente, la parlamentaria advirtió que a Dávalos no sólo se le imputa el caso Caval, sino también sus trabajos cuando estuvo en el Ministerio de Relaciones Exteriores. “El hijo de la Presidenta, tuvo supuestos pagos por otras empresas relacionadas con Asia Pacífico, que era el mismo departamento en el que trabajaba, prestando servicios a empresas  privadas cuando trabajaba como funcionario público”, remató Sabat.