Core Gabriel Torres


Core RN Gabriel Torres solicita considerar adultos mayores y discapacitados: “Nuevos paraderos no tienen rampas y barandas de acceso”

Hace unos días se dio a conocer los nuevos paraderos que se instalarán para el servicio de buses licitado del Gran Concepción, iniciativa que tuvo una particular  participación ciudadana con el “Yo elijo mi paradero” en donde los usuarios eligieron el diseño de los nuevos refugios que tendrán un costo aproximado de 17 millones de pesos, pero que a juicio del Consejero Regional Gabriel Torres, no se consideró a los adultos mayores y discapacitados ya que los nuevos paraderos no cuentan con rampas y barandas de acceso, emplazando al Senadis (Servicio Nacional de la Discapacidad) y al Senama (Servicio Nacional del Adulto Mayor) a manifestarse sobre el asunto, el cual fue advertido a la Seremi de Transporte.

Así el Core RN Gabriel Torres, manifestó que “Hace meses atrás en comisión de transportes del cual soy parte, le solicite insistentemente al seremi de transportes la inclusión de rampas  y barandas para que los discapacitados y adultos mayores tuvieran un mejor acceso al transporte público, en donde ya son innumerables los accidentes que han sufrido estas personas y hoy nuevamente no son considerados cuando se instalan unos millonarios paraderos”.

La autoridad regional también hizo hincapié en que no existe conciencia de incluir a los adultos mayores y discapacitados en las nuevas obras públicas, a lo cual señaló “En toda inversión pública debería venir considerado automáticamente, el financiamiento y diseño de accesos para discapacitados y adultos mayores, no puede ser que aún tengamos que pelear para considerar a estos grupos de personas, es una vergüenza que se construya algo nuevo y no los considere”.

Sobre el incentivo a usar el transporte público versus el auto, el Consejero Regional, agregó que “la mejora del transporte público debe ser integral, para que la gente se baje del auto y lo vea como opción real de transporte, en el caso de los minusválidos y adultos mayores muchas veces están obligados a usar el transporte público y este debe ser amigable no un obstáculo”.

Finalmente Torres emplazó al Senama y Senadis, los servicios públicos correspondientes a los adultos mayores y discapacitados a rechazar los nuevos paraderos por no considerar a estos grupos de personas.

“Aquí hay una mala política pública en donde no existe integración e inclusión, no cuesta nada incluir rampas de acceso y barandas, para evitar las caídas y dar dignidad a las personas para que puedan subir por sus propios medios al transporte público, espero que el Senama y Senadis se manifiesten en contra de los paraderos, aún estamos a tiempo de arreglar esta situación, cuando los paraderos estén instalados tendremos que esperar años para mejorar la inclusión”, concluyó.