Bandera Bicentenario


Ex seremi de Vivienda y dirigentes RN piden celeridad en instalación de Bandera Bicentenario en Coyhaique

Orlando Baesler, otrora autoridad por dicha zona y que fuera responsable del proyecto, dijo que en Chile este es “un importante hito turístico de cada lugar, menos en la Región de Aysen”.

Una fuerte crítica por la tardanza de la instalación de la Bandera Bicentenario en Coyhaique, lanzó el militante de Renovación Nacional y ex seremi de Vivienda de Aysén Orlando Baesler.

La otrora autoridad en la localidad sureña, recordó que dicho proyecto consideraba la colocación de un mástil de 42 metros de altura -que comprometía cerca de 500 millones de pesos de inversión- a un costado de la comisaría de Carabineros, que se encuentra en Avenida Baquedano.

“Para quienes nos sentimos chilenos este es un proyecto emblemático que nace en el marco de la conmemoración de nuestros 200 años de vida nacional y que representa nuestro amor por la patria, por nuestro valores nacionales, por nuestra cultura e identidad. Un legado bicentenario para las futuras generaciones y que en cada lugar de Chile se ha convertido en un atractivo turístico”, afirmó Baesler.

A su juicio, “este proyecto fue rechazado por el Concejo Municipal de Coyhaique desde el más absoluto desconocimiento, debido a que fueron muchos los antecedentes que no manejaban sus integrantes cuando se sometiera a votación. Entre ellos, que esta iniciativa contemplaba una mirada integral con un sector para actos cívicos y ciudadanos, pero al parecer la autoridad edilicia de la capital regional carece de visión de desarrollo urbano y turístico”.

El ex seremi explicó que “el proyecto consideraba la mantención de la bandera por parte del Ejército de Chile, los paños que se entregaban y el costo su lavado y mantención futura no eran de responsabilidad municipal, sin embargo, el rechazo fue contundente solo por sesgo ideológico”.

En tanto, para el secretario regional de RN, Harold Gillibrand, “el rechazo a la bandera solo contiene un fondo político y el afán de entorpecer las gestiones del gobierno anterior, respecto a una iniciativa que resulta sensible y de relevancia para un sector de la ciudadanía, como lo es el rescate a nuestra identidad nacional, a través de un proyecto que contenía además sentido turístico”.

Por su parte, el concejal RN de Puerto Aysén, Samuel Chong, señaló que “lamenta que esta iniciativa solo hubiera considerado capitales regionales, porque definitivamente las autoridades de Coyhaique no colocan en valor estos proyectos  que contribuyen a fortalecer el hermoseamiento de una ciudad”.

En esa línea, Chong agregó que “vemos que otras comunas tienen mayor mirada cultural y turística, y no se escudan en mensajes populistas como reemplazar la inversión de la bandera por canastas familiares o inversión social, lo anterior porque el fin de este proyecto solo inyectaba recursos a este fin y no a otro, como falsamente se pretendió engañar a la ciudadanía. Esto no se trata de un tema de prioridades sociales, sino de que la autoridad sea responsable del desarrollo de una ciudad en todas sus áreas”.

Finalmente Baesler recordó que “el Consejo Regional anterior aprobó la iniciativa, y desde el concejo municipal el único voto municipal a favor fue el de la concejal Aracely Leuquén, recogiendo el sentido real de esta idea que hoy flamea en gran parte del territorio nacional como un importante hito turístico de cada lugar, menos en la Región de Aysen”.

“Esperamos real celeridad con este proyecto encerrado en la ciudad y que no se condice con un destino turístico en lo absoluto”, remató el ex seremi.