avión de MEO


Diputados RN y UDI inician ofensiva fiscalizadora para aclarar reales motivos de visita de Rousseff a Chile

Parlamentarios de oposición se preguntan ¿a qué vino Dilma?, por lo que presentaron un proyecto de resolución solicitando a la Presidenta Bachelet que aclare las razones de la reciente visita de su par de Brasil. Además -mediante oficios- buscan esclarecer nexos entre empresas brasileras cuestionadas y políticos chilenos.

Los diputados de Renovación Nacional Paulina Núñez y José Manuel Edwards, junto a su par de la UDI Felipe Ward, presentaron hoy un proyecto de resolución solicitando a la Presidenta Michelle Bachelet que aclare los motivos que inspiraron la reciente visita de su par de Brasil, Dilma Rousseff a Chile en febrero pasado.

Asimismo, los parlamentarios oficiaron al subsecretario de Relaciones Exteriores para que explique si posee información relacionada con el eventual financiamiento con capitales extranjeros de la campaña presidencial de Marco Enríquez-Ominami.

Para Núñez “es el mismo ex candidato presidencial quien le dice a todo Chile, que la Presidenta de la República se reunió el año 2013 con OAS, la empresa brasileña que hoy está cuestionada, y no sólo por su propio gobierno sino que además quiere relacionarla con inversiones que se han realizado o pretenden realizarse en nuestro propio país”.

En esa línea, la vicepresidenta del partido de la estrella tricolor, afirmó que “a través de este oficio y proyecto de resolución queremos saber, si la Presidenta Bachelet se reunió con esta empresa brasileña; segundo, por qué se reunió con esta empresa, si esta empresa tenía objetivos en Chile de querer invertir y tercero si es la Presidenta de la República, el Ejecutivo, quien recibe a la empresa que quiera invertir en Chile”.

“Hay un montón de dudas que además se suman a la visita inesperada de la Presidenta Dilma Rousseff hace un par de semanas atrás, y cuando existen este tipo de dudas, lo mínimo que puede hacer el gobierno es despejarlas, ¿a qué vino Dilma?”, remató Núñez.

Por su parte, Edwards agregó que “las explicaciones de Marco Enríquez-Ominami, como dice el viejo tango, son un atropello a la razón. Decir que fue a Brasil a sacarse fotos porque es más barato en un jet privado, es difícil de creer. O decir que es una desprolijidad no declarar un Jet que podría haber costado exactamente hasta un millón de dólares, me parece que tampoco es muy creíble, especialmente a la luz de las declaraciones del encargado del Servel hoy, ayer y antes de ayer también”.

Consultado sobre el apoyo del ex Presidente Lagos a Lula Da Silva, Edwards sentenció: “El ex Presidente Lagos va a tener que cargar con la consecuencia de haber apoyado a una persona que está siendo cuestionada severamente en su integridad, y que hay información muy contundente para al menos tener una sospecha fundada de que acá si hubo un traspaso de recursos ilegítimos al Presidente Lula y que al menos ya se estaría representando en algunos temas inmobiliarios”.

En tanto, Ward añadió que “nos parece lamentable que entre Marco Enríquez-Ominami y la Presidenta de la República se estén tirando la basura en la cara y no aclaren frente a la ciudadanía un tema que ha generado controversia, que son los vínculos con eventuales empresarios que están ligados a casos de corrupción en Brasil”.

El legislador gremialista aseguró que “queremos que se investigue y es por eso que estamos presentando este proyecto de resolución, junto a las otras medidas de fiscalización, en orden a tener algo que la ciudadanía no tiene, que es información”.

“Marco Enríquez-Ominami ha señalado que no sabe quién es el dueño del avión que ocupó durante 4 meses en la campaña, cuesta creerlo”, concluyó Ward.