Allamand


La “letra chica” en educación superior.

Por Andrés Allamand, Senador RN, @allamand.

Durante todo el año pasado, el gobierno y el propio Ministro Eyzaguirre aseguraron que la promesa de gratuidad para los estudiantes de educación superior tendría como único criterio rector “la vulnerabilidad de los alumnos”.

Sin embargo, esas palabras se las llevó el viento. La Presidenta Bachelet el pasado 21 de Mayo anunció que tal gratuidad partiría el próximo año hasta el 60% (hoy el sistema de becas y créditos alcanza al 70% pero las ayudas no son integrales, es decir, los estudiantes deben “completarlas” con recursos propios).

¿Dónde radica la “letra chica”?
En que arbitrariamente excluyó a los estudiantes de las universidades privadas y estableció requisitos para los Institutos Profesionales (IP)  y los Centros de Formación Técnica (CFT) que hacen elegible apenas al 12% de la matrícula para optar a la gratuidad.
El caso de las universidades es elocuente: En las universidades CRUCH están matriculados (según la última encuesta CASEN) 152.094 proveniente del 60% más vulnerable y en las NO CRUCH, es decir las privadas, están matriculados 170.106.  De acuerdo al gobierno, los primeros tendrán acceso a la gratuidad y los segundos no.
Absurdo, injusto y discriminatorio.

El sacerdote Fernando Montes, rector de la Universidad Alberto Hurtado, a quien nadie ha osado imputar que es una institución que “lucra” lo ha señalado con todas sus letras: “Me parece arbitraria y no tiene como primer  criterio a la gente que más lo necesita”. Y ha ido más lejos: “me cambian las reglas del juego. Tengo más del 60% de alumnos de los primeros quintiles y si a esos muchachos les ofrecen otra parte gratuita, se van a ir aunque nuestra universidad sea mejor. Están jugando con fuego. ¿Por qué les cortan las alas a estudiantes más pobres?

No hay razón alguna para que el gobierno persevere en una medida de esta naturaleza.

RN asegura estar disponible para avanzar en un acuerdo constitucional por la vía institucional.

“RN está absolutamente disponible y en la línea de avanzar en un acuerdo constitucional”, afirmó el presidente del partido, Cristián Monckeberg, frente a la posibilidad de modificar la actual Constitución de Chile.

Desde la sede de Renovación Nacional, el timonel, junto a los senadores Alberto Espina y Andrés Allamand, salió a explicar la postura de la colectividad en relación al “proceso constituyente” que se iniciará en septiembre próximo, según lo anunciado hace algunas semanas por la propia Presidenta Michelle Bachelet.

Ante dicho escenario, Monckeberg sostuvo que “lo primero es señalar que esto se tiene que hacer de acuerdo a la institucionalidad vigente. Hoy existe una institucionalidad vigente, está establecida en la actual Constitución y sobre la base de esas reglas claras nosotros estamos disponibles a avanzar”.

“Segundo, esto tiene que ser un proceso que nosotros hemos denominado de evolución constitucional, en el sentido de tomar todo lo bueno que tenemos en la actual Constitución, que es mucho y muy positivo, e iniciar un proceso de reformas importante que termine en un gran acuerdo constitucional y para eso estamos absolutamente disponibles”, aseguró el mandamás de la tienda de calle Antonio Varas.

A juicio de Monckeberg, “lo importante en esta materia es ir fijando posiciones y RN lo está haciendo. Nosotros no nos vamos a negar al debate”. El legislador agregó que “no somos de aquellos que prefieren atrincherarse y señalar que no podemos avanzar en estas materias, sino que estamos absolutamente disponibles a avanzar, a discutir y a debatir en este proceso para que se llegue a un gran acuerdo nacional”.

Es por eso que la máxima autoridad del partido, recordó que “hemos constituido una comisión que está trabajando fuertemente y no hace poco, lleva ya más de un año, que dirige y preside el senador Espina, que tiene grandes integrantes, en el sentido de académicos muy preparados y también personas políticas muy preparadas” para abordar el tema.

Además de lo anterior, Monckeberg adelantó que “también vamos a convocar al partido a que lance sus propuestas a esta comisión, a que debata internamente y que se produzca un proceso de discusión, de envío de ideas de reformas y de debate constitucional a esta comisión que las va a ir procesando y va a ir promoviendo el debate”.

“El partido está absolutamente disponible a avanzar en esa discusión, que lleve a un acuerdo constitucional con el gobierno, pero con las reglas claras y con el procedimiento que ya está fijado, que ya está establecido”, sentenció el presidente de RN.

Por su parte, Espina dijo que “tenemos la convicción que las constituciones deben ir evolucionando a medida que las sociedades van evolucionando.  El propósito nuestro es que la Constitución sirva para lograr tener una sociedad más justa, en donde todos tengan posibilidades de salir adelante con su propio esfuerzo”.

Según el senador, “esto significa no quedarse en el inmovilismo y creer que las constituciones son inmutables. Por el contrario, los partidos políticos modernos, como Renovación Nacional, sienten que tienen el deber de llevar adelante cambios constitucionales en la orientación a que ayuden al desarrollo integral de cada chilena y chileno”.

Con ese objetivo por delante, Espina explicó que “estamos trabajando en conjunto con el senador Allamand y un equipo de constitucionalistas, para los efectos de lograr mejorar los derechos de la ciudadanía en relación a la sociedad y al Estado, lo que significa un fuerte proceso de descentralización y regionalización; orientar las políticas públicas hacia las áreas más sensibles como la seguridad ciudadana, las políticas de vivienda, de salud, educación y previsión; definir un rol del Estado en el sentido de que la sociedad civil contribuya y los emprendedores puedan salir adelante con facilidad”.

Con todo, el senador por La Araucanía, dijo que la idea es “perfeccionar una Constitución mirado desde el punto de vista de la gente. Eso significa no tener miedo al debate, ni a nuestra propuesta, y avanzar por la vía institucional, ya que nuestra Constitución tiene un mecanismo de cambio que implica recurrir a este mecanismo, y por supuesto, tener el más amplio debate y escuchar a la ciudadanía en el todo el país”.

A su vez, Allamand afirmó que “queremos enfatizar frente al gobierno y frente al país, nuestra voluntad en alcanzar un acuerdo en materia constitucional. Se deben acabar los mitos respecto”.

Y es que el senador aseguró que “nosotros tenemos muy claro cuál es la forma que vamos a favorecer: no un camino como lo es la asamblea constituyente, que no está contemplada en nuestra Constitución, y sí vamos a favorecer las formas institucionales que son las del Congreso”.

“Si la presidenta estima que debe clarificar ahora la forma en que ella vislumbra el proceso previo al envío al Congreso de un proyecto, está en su derecho de hacerlo. En el momento en que el gobierno presente su proyecto, nosotros tendremos nuestro propio proyecto de reforma Constitucional”, remató Allamand.

Allamand: “Hay que cambiar las descalificaciones por argumentos”

Senador por Santiago Poniente aseveró que el país tiene hoy la oportunidad de empezar a recuperar la confianza para volver a construir acuerdos.

Respecto de las tareas de la oposición, aseveró que “tenemos mucho que mejorar: actuar con transparencia, estar más unidos, ser más constructivos y ayudar con más soluciones”.

 

“Chile necesita un aire nuevo”, señala el senador por Santiago Poniente, Andrés Allamand, en el video #ChilePositivo lanzado hoy, en el que califica la coyuntura post cambio de Gabinete como una oportunidad para “recuperar el respeto; jugarse por la amistad cívica y trabajar, cada uno desde su lugar, para progresar y hacer de Chile un país mejor para todos”.

El parlamentario indicó que el profundo cambio de gabinete que acaba de materializar la Presidenta Bachelet, se debe a que el país venía por un mal camino, lo que se refleja en que más del 80% de los chilenos cree que el país está estancado, según la última CEP.

“Hay desconfianza en todos y en todo. ¿Y cómo llegamos a esto? Llegamos porque nos trataron de convencer que todo lo bueno que hicimos en los últimos 25 años fue un engaño. Y transformamos nuestros éxitos en fracasos. Quisieron que renegáramos de nuestra transición, y se esforzaron en hacernos creer que los gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos y Piñera no valieron la pena”, explicó Andrés Allamand.

El senador indicó que es verdad que hay mucho que mejorar, “pero de ahí a pensar que hay que demoler Chile para volverlo a construir, hay una retroexcavadora de diferencia. El cambio de Gabinete es la oportunidad para empezar a recuperar la confianza; para mejorar a fondo nuestra democracia, para cerrarle el paso a la corrupción; para que volvamos a construir acuerdos; para reactivar la economía y crear trabajo; para mejorar la educación, partiendo por lo más importante: los profesores”.

Respecto de las tareas de la oposición, aseveró que “tenemos mucho que mejorar: actuar con transparencia, estar más unidos, ser más constructivos y ayudar con más soluciones. Hay que dejar atrás el Chile frustrado y negativo, que algunos quisieron imponer. Hay que cambiar las descalificaciones por argumentos. Es necesario avanzar hacia un #ChilePositivo y construirlo con todos”.

 

Te invitamos a ver y a difundir el video.

Senador Andrés Allamand a “El Líbero”: “El Gobierno sólo está chuteando los efectos de un proyecto malo”

Luego de  que la Alianza y la Nueva Mayoría presentaran las indicaciones al proyecto de educación que pone fin al lucro, copago y selección ayer en el ex Congreso, el senador RN y miembro de la comisión de Educación, Andrés Allamand, se reunió con algunos senadores del oficialismo para comentar las modificaciones al proyecto y conversar sobre el panorama que se viene en la discusión en particular de la iniciativa, que se inicia partir de este lunes. Minutos más tarde, Allamand, sostuvo una conversación con el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma. “Éste sigue siendo un mal proyecto”, comentaba el senador RN.

Y es que para Allamand, a pesar de las indicaciones presentadas, la iniciativa del Ejecutivo sigue siendo “un mal proyecto”. En conversación con “El Líbero”, explica los ejes centrales de las más de 100 indicaciones presentadas por la Alianza: “preservar la libertad de enseñanza” y el “aporte de los padres a la educación”.

Afirma que el Gobierno está “chuteando los efectos negativos de un proyecto que tiene defectos”, pero que la Alianza insistirá al Gobierno, durante la “discusión en particular”, para que “se dé cuenta que tiene que rectificar de fondo el proyecto y no simplemente extender en el tiempo las consecuencias de un proyecto que es malo”.

-Ayer se presentaron las indicaciones para el proyecto de educación que pone fin al lucro, copago y selección. El oficialismo presentó indicaciones y la oposición también. ¿Cuál es el énfasis de las indicaciones presentadas por la Alianza?

-El énfasis fundamental es preservar la libertad de enseñanza, lo que significa dos cosas fundamentales. Primero,  que la educación particular subvencionada no tenga los obstáculos, impedimentos y requisitos imposibles de cumplir que les impone el actual proyecto. Y en segundo lugar, que se preserven los proyectos educativos y que los proyectos educativos tengan, efectivamente respeto. Eso significa, entre otras cosas, que de conformidad con los proyectos educativos, es perfectamente posible que existan colegios de alta exigencia académica como el Instituto Nacional. La segunda cuestión central, tiene que ver con que los padres puedan aportar. A nosotros nos interesa que mientras la subvención del Estado sea tan baja como es hoy día los padres puedan continuar aportando al financiamiento de los colegios. Son más o menos 100 indicaciones con ése eje.

-Usted y la Alianza señalaron en oportunidades anteriores que este era un “proyecto malo” y que había que “hacerlo de nuevo”. Finalmente decidieron presentar indicaciones, ¿por qué?

-El proyecto sigue igual de malo, lo único que el proyecto hace es extender los plazos de aplicación. Es decir el propio Gobierno llegó a la conclusión de que la aplicación en los plazos previstos de este proyecto iba a generar un verdadero desastre. Por lo tanto, en forma completamente irresponsable, lo que están haciendo es chutear los efectos negativos de un proyecto que ellos saben que tiene serios defectos.

-¿Las indicaciones presentadas por la Alianza servirán para mejorar el proyecto ¿Cree que serán incorporadas por el Gobierno?

-Obviamente. Lo que nosotros queremos es que el Gobierno se dé cuenta de que tiene que rectificar el fondo del proyecto y  no simplemente extender en el tiempo las consecuencias de un proyecto que es malo. Un proyecto malo porque se aplica a plazo,  no pasa a ser bueno, sigue igual de malo.

-¿Cuál será la estrategia de la Alianza durante la tramitación en particular?

-Vamos a re defender los principios de fondo que hemos  señalado. Defender la libertad de enseñanza, de la educación particular subvencionada, defender la vigencia del proyecto educativo, que haya mérito en nuestro sistema educacional, que los padres continúen y puedan aportar, ésos serán nuestros ejes.

-Quedan cuatro semanas para la tramitación de la proyecto de educación y en el oficialismo se han enfrentado tres posturas. Por un lado, la del grupo  liderado por los senadores Lagos Weber y Montes, por otro la postura de Rossi y Quintana, y la DC. ¿Cómo ha visto la discusión interna en la Nueva Mayoría?

-Es un hecho sin precedente que en una reforma de esta naturaleza el Gobierno pase semanas negociando con sus propios partidarios. Los gobiernos habitualmente cuentan con respaldo de sus partidarios y negocian con la oposición. Aquí lo que ha hecho el Gobierno, ha sido terminar negociando con sus propios partidarios y lo que queda claro es que se mantuvieron hasta el final posiciones diferentes en la DC y el mundo PS PPD. Básicamente la DC no obtuvo nada de fondo, lo único que la DC obtuvo fue dilaciones en el plazo. Es decir, el proyecto sigue igual de mal, pero a plazo.

-Se espera que el proyecto se vote la semana del 31 de enero, pero es distrital. El Ejecutivo pidió que el proyecto estuviera despachado el 31 de enero. ¿Se cumplirán los plazos?

-Se impuso una tramitación a mata caballo que genera formas de tramitación completamente inadecuadas para un proyecto de esta naturaleza. Éste verdaderamente es casi un proyecto nuevo y pretender sacar un proyecto nuevo simplemente en un par de sesiones en la comisión y en la Sala es completamente irresponsable.

 

 

Senador Allamand: “Indicaciones del Gobierno abren posibilidad política, revertir la reforma en próxima elección presidencial, transformándola en un plebiscito”

“Las indicaciones del Gobierno que prorrogan la aplicación de la reforma han abierto una posibilidad política: Revertirla en la próxima elección presidencial. Hay que transformar la elección presidencial y parlamentaria en un verdadero plebiscito sobre la reforma educacional”, señaló el senador Andrés Allamand, miembro de la Comisión de Educación del Senado.

El parlamentario agregó que “el Gobierno de la Nueva Mayoría se ha negado sistemáticamente a escuchar a la ciudadanía y a los padres de familia que han mostrado un mayoritario rechazo al contenido de la reforma. Que el Gobierno haya llegado a la conclusión que muchos de sus aspectos no pueden aplicarse durante su mandato genera un  nuevo escenario: obtener un buen resultado electoral el año  2017 y corregir la reforma modificando en el siguiente Congreso sus efectos más negativos”.

“Las indicaciones del gobierno funcionan con la misma lógica del Transantiago: dejan ejecución de un pésimo proyecto al próximo Gobierno y la razón de esto es muy simple: es una iniciativa equivocada y que tendrá efectos muy negativos. Postergar su aplicación no mejora en nada los aspectos de fondo, pero permite al gobierno y a los partidos que lo apoyan dilatar sus efectos más negativos”, concluyó el senador Allamand.