Los autores de uno de los proyectos refundidos en la iniciativa despachada sostuvieron que, a partir de la nueva norma, “las personas podrán ver en el envase qué producto van a consumir, si se trata de leche natural o reconstituida y su procedencia, y con esto mejoraremos las condiciones de información y trazabilidad, es decir, de dónde viene la ordeña y los mecanismos sanitarios aplicados.”

La senadora independiente e integrante del Comité de Renovación Nacional (RN), Carmen Gloria Aravena, y su par Manuel José Ossandón (RN) resaltaron la aprobación unánime que dio la Sala de la Cámara Alta al proyecto que establece el etiquetado de la leche y productos lácteos.

Los parlamentarios afirmaron que “se trata de una iniciativa que beneficia especialmente a los consumidores, que podrán saber qué es lo que realmente están comprando y consumiendo”.  

Tras la votación del texto despachado por la comisión mixta que sesionó recientemente en Osorno, éste quedará en condiciones de ser enviado al Ejecutivo para su posterior promulgación.

En ese sentido, la senadora de La Araucanía indicó que “por fin logramos una iniciativa que es muy relevante y en un par de meses las personas tendremos claridad sobre qué tipo leche estamos consumiendo, si es natural, recombinada o reconstituida, sabremos si el queso es o no queso y si la leche es leche y proviene de un animal.”

La parlamentaria agregó que “estamos haciendo justicia con los consumidores, porque es tiempo de que sepan qué compran y, a su vez, que el productor nacional tenga la ventaja de mostrarle al consumidor lo que están ofreciendo”.  

Además, precisó que “la leche en polvo o reconstituida no es un mal producto, pero no es lo mismo, y es bueno que los consumidores decidan qué quieren comprar, por lo que hoy podemos decir que hemos cumplido con los consumidores y los productores de leche que aún sobreviven en las regiones del sur de Chile.”

Por su parte, el senador Manuel José Ossandón destacó que “con esta ley las personas podrán ver en el envase qué producto van a consumir, si se trata de leche natural o reconstituida y su procedencia, y con esto mejoraremos las condiciones de información y trazabilidad, es decir, de dónde viene la ordeña y los mecanismos sanitarios aplicados.”

Ambos agradecieron el respaldo transversal dado a la iniciativa, especialmente del senador Álvaro Elizalde y los diputados Iván Flores y Javier Hernández.

Cabe destacar que los legisladores Aravena y Ossandón son los autores de uno de los proyectos refundidos que derivaron en la norma y que tardó cerca de un año en ser tramitado. Ambos destacaron que “a partir de esto entregaremos una herramienta útil y valiosa a la comunidad, que dispondrá de mayor información y transparencia a la hora de elegir”.