Senador Espina emplazó al Ministro Peñailillo a cumplir con su palabra empeñada para lograr la paz social en La Araucanía

En una nueva sesión especial en la Cámara Alta, relativo a los hechos de violencia en La Araucanía, el Senador Alberto Espina (RN) emplazó al Gobierno a entregar respuestas concretas frente al actual escenario que viven en los habitantes de la región en materia del llamado conflicto mapuche.

En su intervención, el parlamentario RN señaló que “el diagnóstico de la Región de La Araucanía es simplemente una flagrante violación a las normas básicas de una democracia, que es el deber del Estado garantizar la paz social. Sus víctimas son mapuche y no mapuche. Han sido atacadas familias, incendiado sus campos, robado sus animales, con agresiones sexuales, de líderes mapuche y no mapuche”.

“El diagnóstico la Región de La Araucanía lo tienen claro y sus habitantes están saturados de que sus autoridades se transformen en comentaristas y no sean capaces de enfrentar con medidas concretas la solución a este conflicto”.

Espina pidió al ministro del Interior cumplir la palabra empeñada para dar solución a un conflicto que se arrastra por décadas y respecto del cual este Gobierno ha fracasado estrepitosamente.

Agregó que “con el Senador García Ruminot presentamos la propuesta ‘Un Acuerdo por Paz Social en La Araucanía’, lo preparamos durante más de seis meses de trabajo en donde participaron importantes líderes mapuche y no mapuche; agricultores y parceleros; tiene el respaldo de tres ex Presidentes de la República, Lagos, Frei y Piñera; de los líderes de las iglesias Evangélica y Católica; y lo más importante de líderes de la región mapuche y no mapuche que tuvieron la valentía y el coraje de decir el camino es la paz social y hay que enfrentarlo sin ambigüedades”, precisó.

 

El Senador Espina fue enfático en señalar que “esta propuesta se la entregamos en el mes de agosto del año pasado a la Presidente Bachelet, quien le dio instrucciones de dar respuesta a la brevedad al Ministro Peñailillo y han transcurrido más de ocho meses y no ha existido ninguna respuesta con medidas concretas y específicas sobre las cuatro materias que aborda: Política de tierras, pobreza rural, participación del pueblo mapuche en nuestra institucionalidad y facultades a las policías y fiscales para que puedan identificar, detener y condenar a los violentistas, como así mismo indemnizar a sus víctimas.

Dicho esto, el parlamentario por La Araucanía argumentó que no se necesitan más diagnósticos. “Lo que necesita son medidas concretas para avanzar en la solución (…) Nosotros planteamos que se realice un Aukiñ, que es un Consejo en donde se sienten a dialogar, con respeto, igualdad de oportunidades y buena fe, en las mismas condiciones los líderes del mundo mapuche, del pueblo mapuche, elegidos por sus pares; representantes de agricultores y parceleros, elegidos por sus pares, y representantes del Estado, para que resuelvan, mirándose a los ojos y de frente, las diferencias legítimas que puedan existir”.

“Si en Santiago hubiese ocurrido lo que pasa hoy día en La Araucanía, en que la gente tiene que dormir armada en muchas zonas rurales porque teme que le quemen su campo, la maten o le roben sus animales, le aseguro que ya se habrían adoptado las medidas para los efectos de que esa situación se hubiese, al menos en parte, impedido”, manifestó.

Espina continúo diciendo que “la verdad es que nosotros, pasa el tiempo, pasan los meses, se prometen medidas, no se cumplen, y no nos digan a nosotros que no hemos hecho nuestra propuesta, porque aquí la tenemos y la volvemos a poner, con humildad, a disposición de la comunidad”.

Finalmente, el Senador Espina emplazó al Gobierno a entregar respuestas exclamando que “nosotros solicitamos esta audiencia para escuchar respuestas y no diagnósticos”, concluyó.