Senador Chahuán valora compromiso de ministra de Salud de apoyar ley que obliga a centros comerciales contar con desfibriladores

El senador Francisco Chahuán se reunió con la ministra de Salud, Helia Molina, para pedirle el respaldo de esa cartera al proyecto de ley que establece la obligación de disponer de desfibriladores en centros comerciales y lugares de alta concurrencia de público, ocasión en que valoró la disposición de la secretaria de Estado de dar urgencia a la iniciativa.

El legislador valoró que la ministra acogiera la solicitud y “dará urgencia al proyecto, con la idea de avanzar para que todos los servicios públicos cuenten con dichos aparatos” y destacó su disposición para impulsar el proyecto que ya fue aprobado en general y en particular por la Comisión de Salud del Senado, manifestando su confianza en que pronto pase a la sala para que inicie su segundo trámite constitucional.  En el encuentro también participaron los asesores de esa secretaría, Julio Sarmiento y Enrique Accorsi.

La ministra Molina, en tanto, calificó como “interesante la Iniciativa que nos plantea el senador Chahuán de tener una política precautoria en términos de contar con elementos básicos que hoy día está demostrado son clave para la sobrevivencia en casos de paro cardiorrespiratorio por distintas causales”.

Por lo mismo, dijo la titular de Salud, “vamos a darle un empujón a la ley asignándole urgencia y haciendo un estudio que avale técnicamente la decisión, con la idea de disponer de recursos tales como desfibriladores en todos los lugares públicos donde se reúna mucha gente.”

En ese contexto, aseguró el respaldo a la iniciativa y dijo que, “junto a Enrique Accorsi y Julio Sarmiento, vamos a echar adelante algo que nos parece bastante positivo.”

Chahuán presentó el proyecto para regular la situación, considerando que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte de Chile.

Asimismo, realizó una actividad para plantear esta demanda junto Rodrigo Palma, de 54 años, quien sufrió un paro estando en un club deportivo de Santiago y resistió pese a estar 14 minutos sin pulso, gracias a la aplicación de uno de estos aparatos.