Senador Chahuán plantea necesidad de incorporar educación de adultos como un “eje fundamental” de reforma

El senador Francisco Chahuán se reunió con representantes de la Agrupación Regional de Establecimientos de Educación de Adultos y sostuvo que “a todas las falencias ya conocidas de la reforma educacional, se suma que no existe ninguna alusión al subsistema que atañe a las personas que no terminan sus estudios en forma regular” y llamó al gobierno a incorporar el tema como un eje fundamental de la iniciativa.

Al respecto, sostuvo que se trata de una “situación grave, porque según los datos de la encuesta Casen de 2011 hay 5 millones 200 mil chilenos mayores de 15 años que no han terminado sus estudios, lo que explica que casi un tercio de la ciudadanía está proclive a desempeñar trabajos precarios, mal remunerados y que inciden directa y negativamente en su calidad de vida.”  En ese sentido, aseguró que una clave para reimpulsar la educación de este grupo etario es incorporar el tema como uno de los ejes fundamentales en la reforma”.

El director de Colegio de Adultos Rubén Castro y vicepresidente de la Agrupación Regional de Establecimientos de Educación de Adultos, Gonzalo Videla, manifestó su interés “en que la educación de adultos salga del anonimato y se incorpore a la discusión y preocupación de todos los estamentos, especialmente de los legisladores, hoy día que se está viendo la reforma.”

Videla lamentó que “hoy el tema no se menciona en la propuesta, pese a que se trata de un subsistema que atiende a una población que ha estado marginada y quiere continuar sus estudios, que ofrece una oportunidad a quienes no lograron terminar la educación regular.”

Chahuán precisó que “para los jóvenes de entre 15 y 17 años se produce un vacío en el sistema regular y el único estamento que se hace cargo de aquello es la educación de adultos, por lo que uno debiera preguntarse cuáles son las circunstancias que han determinado que la matrícula regular y flexible de ese rango ha ido en declive en los últimos años, lo que implica un fracaso de la nivelación de estudios en cobertura y calidad”.

En ese contexto, dijo, “creemos necesario generar un énfasis  en la educación de adultos y jóvenes que tome en consideración criterios tales como nivelar la subvención por alumno, pues hoy ésta recibe un tercio de la que se destina a la educación regula, pese a que ambos subsistemas tienen los mismos costos; cambiar el sistema de subvención por asistencia a uno por matrícula o mixto, que contemple los egresos permanente; y derogar o modificar el decreto 332 que deja un vacío para la escolarización de los jóvenes de entre 15 y 17 años, contraviniendo con ello el derecho al acceso universal a la educación.”

Asimismo, sostuvo que hay que “evaluar los resultados del decreto 257 que, tras 7 años de aplicación no ha tenido los efectos deseados en el Ministerio toda vez que aún hay más de 5 millones de chilenos que no han terminado su enseñanza básica ni secundaria e igualar el acceso a la subvención especial, incentivando proyectos de mejoramiento de la calidad con recursos para el apoyo de equipos interdisciplinarios para la atención de estudiantes, en su mayoría vulnerables desde el punto de vista psicológico, social, económico”.