Secretario general de RN, Mario Desbordes, manifiesta su rechazo a programa “Guerrilleros” de Chilevisión.

Calificándolos como un grupo que “merece la misma condena” que otros autores de violaciones a los Derechos Humanos, el secretario general de Renovación Nacional, Mario Desbordes, manifestó su rechazo a la historia del Frente Manuel Rodríguez y a la forma en que lo retrata el programa de televisión “Guerrilleros”, de Chilevisión.

En su participación de este jueves en “El Primer Café”, de radio Cooperativa, Desbordes afirmó que “todo el que detuvo a alguien y lo mató es un violador de los DDHH y merece la condena más absoluta. Todo el violentista que, desahuciando la democracia (…) agarró las armas y mató gente, para mí merece la misma condena. Absolutamente la misma, porque es la misma lógica: la violencia por sobre todo, el ganar por las armas. Y creo que ambos merecen condena y ojalá estuvieran por lado y lado presos”.

Por esto, Desbordes rechazó “tanto bombo al Frente Manuel Rodríguez, que en mi opinión eran, en general, bastante cobardes en su actuar. El hecho más evidente, el asalto al retén Los Queñes. Catorce gallos armados hasta los dientes, con un nivel de entrenamiento tremendo, a un cabo que estaba sólo en un retén, que no se rinde, lo matan, queman el retén… O sea”.

El personero RN apuntó a Héctor Maturana Urzúa, responsable de la muerte del teniente de Carabineros Juan Carlos Amar. “Uno de los que asaltó ese retén asesinó a un compañero mío el año 89. Ese personaje, el año pasado le hacen un reportaje como un héroe. Ese señor, que asesina a mi compañero, lo remata en el piso completamente desarmado, un subteniente de 23 años. Ese señor, dice en el diario que no se arrepiente de haber matado a Juan Carlos. Para nada. Qué tremendo que el hombre no diga hoy, con el tiempo, ‘pucha qué pena lo que pasamos’”, cuestionó.

“Ni siquiera el Frente discute que se dividieron en tres grupos, que uno de los grupos, con gente armada hasta los dientes y muy entrenada, atacó un retén con un paquito solo, un cabo. Y ese cabo no se quiso rendir, fíjate. Lo mataron y quemaron el retén entre diez. No me parece muy valiente eso a mí”, finalizó Desbordes.

Fuente: Radio Cooperativa.