RN, UDI, PRI y Evópoli anuncian vocerías conjuntas y refuerzan rol opositor  

Las directivas de las cuatro tiendas políticas se reunieron para iniciar la fase pública de coordinación del nuevo referente que busca llegar al gobierno en 2018. En la ocasión, también llamaron a la Presidenta Bachelet a retomar el rumbo.

Hasta la sede del Congreso en Santiago llegaron las directivas de RN, la UDI, el PRI y Evópoli con el objetivo de dar el puntapié inicial a la fase pública de coordinación de lo que será la nueva coalición de centro derecha que pretende reforzar su rol opositor y ofrecer una alternativa de gobierno para Chile en el próximo periodo.

“Lo que hoy ha ocurrido y está ocurriendo es un hecho histórico, porque aquí se está conformando un nuevo referente político de oposición que va más allá de lo que siempre el país estuvo acostumbrado que era solamente RN y la UDI”, partió diciendo la presidenta del PRI, Alejandra Bravo.

De esa forma, la vocera del bloque opositor para esta semana valoró la incorporación de Evópoli a “esta alternativa de gobierno”, pues en sus filas cuentan con “grandes ex ministros de un buen gobierno que fue el del ex Presidente Piñera”.

Asimismo celebró el ingreso de su partido a este conglomerado y aseguró que se suman “porque creemos que Chile necesita del centro frente a un mal gobierno”

Bravo explicó que “este nuevo referente quiere establecer una coordinación en el Parlamento, estar en contacto con nuestro mundo municipal y con los gobiernos regionales, pero sobre todo queremos que este nuevo referente de oposición, como alternativa de gobierno, se regionalice”.

Para eso, señaló la mandamás del PRI, “cada uno de nosotros va a partir dentro de los próximos días en un despliegue nacional para ir al encuentro con nuestra gente de regiones. Nosotros queremos que las regiones sean partícipes de las decisiones también de este nuevo referente”.

Con todo, la vocera opositora envió un mensaje a Palacio: “Señora Presidenta usted hoy tiene aquí una oposición sólida, unida, con pensamientos que van más allá de lo que fue históricamente o lo que ha sido la centroderecha. Hoy está Evópoli y el PRI también para decirle que usted tiene que corregir el rumbo por el bien de los chilenos”.

Por su parte, el presidente de RN, Cristián Monckeberg, afirmó que “la oposición tiene que empezar a construir de a poco lo que va a ser una alternativa y una opción de gobierno. Estas cosas hay que hacerlas bien y no a tontas y a locas, con reuniones primero de carácter privado y luego con reuniones que hoy se están haciendo públicas y que tienen por objeto tener una coordinación mínima en lo que va a ser este trabajo de cuatro -que esperemos se vaya agrandando, que no están cerradas las puertas para nadie-  que pretende reconstruir y recuperar el país que todos aspiramos”.

Y es que a juicio del parlamentario, este es un “conglomerado que está iniciando su trabajo y que aspira a llegar a La Moneda en las próximas elecciones. Es un trabajo arduo que vamos a empezar a construir y que estamos muy orgullosos que se produzca”.

Monckeberg advirtió que “aquí hay reconocimiento a la diversidad, no somos todos iguales y porque no somos todos iguales estamos sentándonos a una mesa”. Sin embargo, agregó el timonel RN, “sabemos que tenemos objetivos similares: recuperar el gobierno para tener una mejor administración del país y para tener un sueño que ofrecerle a los chilenos y chilenas, en eso vamos a empezar a trabajar a partir de hoy”.

A su vez, el timonel de Evópoli. Felipe Kast, comentó que “nos une la convicción de que Chile está caminando en la dirección equivocada. Los que hoy somos oposición fuimos gobierno hasta hace muy poco y entregamos el país en condiciones muy distintas en áreas como el empleo, crecimiento y reconstrucción”.

“Y por lo mismo –continuó el diputado- lo que empieza a gestarse ahora es un trabajo coordinado  de una oposición diversa que tiene distintas miradas y con un sueño común: construir un Chile más justo. Vamos a mostrarle al país que somos una alternativa de gobierno al de la Nueva Mayoría, que ha demostrado con su populismo, que Chile no se no se dirige con eslóganes”.

Así las cosas, Kast valoró “que los partidos más tradicionales de centro derecha tengan la convicción de que la diversidad es sana para el sector. Y que nuestro deber es el de convocar a los miles de chilenos que no están contentos con el rumbo que ha tomado el país y que esperan de sus líderes políticos la responsabilidad de poner las urgencias sociales en primer lugar”.

En tanto el presidente de la UDI, Hernán Larraín, indicó que “tenemos clara conciencia por la dificultad que atraviesa la política en Chile, pero tenemos mayor preocupación por el mal gobierno que se está  llevando adelante”.

En esa línea, el senador señaló que “vamos a unir los esfuerzos de la oposición, con los matices y diferencias que hoy tenemos, pero para actuar unidos  de manera que el gobierno tenga un interlocutor y sepa que con Chile no se puede jugar”

Según Larraín, “lo más importante de este movimiento es que sigue una nueva etapa, en su ambición de darle a Chile un nuevo proyecto político que, fundado desde las ideas de la libertad, pueda garantizar un Chile más justo”.