RN pide al Gobierno retomar el diálogo con trabajadores del Registro Civil y critica actuación de la ministra Blanco.

Diputados Santana y Núñez acusan al Gobierno de haber actuado tarde, junto a una “pésima administración”, que lo ha convertido en “el peor empleador en el último tiempo”.

La vicepresidenta y diputada de Renovación Nacional, Paulina Núñez, y Alejandro Santana, jefe de la bancada de diputados RN, invitaron al Gobierno a retomar cuanto antes el diálogo con los trabajadores del Registro Civil, que este domingo cumplieron 27 días en huelga.

El diputado Santana manifestó su preocupación por resolver las “más de un millón 300 mil prestaciones retrasadas” y acusó que “el empleador, que en este caso es el Estado, bajo la administración de la Presidenta Bachelet, ha hecho una pésima administración de cómo resolver un problema que era conocido que sabían que se iba a gatillar con una huelga y que hoy día se van a tomar decisiones arbitrarias. No es el procedimiento para llegar a buenos acuerdos, para llegar a tener un Registro Civil moderno, con gente productiva, motivada y que haga que esto de manera cada vez más eficiente”.

En tanto, la vicepresidenta RN apuntó a que “no nos podemos olvidar que quienes están en huelga y han estado liderando todas estas manifestaciones son empleados públicos”, lo que a su juicio da cuenta que “hoy día, el gobierno de la Presidenta Bachelet es el peor empleador que hemos visto en el último tiempo”.

Para la diputada Núñez, la huelga del Registro Civil demuestra las profundas contradicciones que existen en el gobierno de la Presidenta Bachelet, pues “por un lado, al enfrentar una reforma laboral, lo primero que dice es no al reemplazo en huelga, fortaleciendo la labor de los sindicatos y de los trabajadores. Pero cuando son sus trabajadores los que le están exigiendo mejorar sus condiciones, lo primero que dice la ministra es ‘el lunes sí o sí funciona el Registro Civil’, dándole la espalda a sus dirigentes y a sus trabajadores”.

Núñez señaló que la clave es el diálogo y el rol de la ministra de Justicia, Javiera Blanco. “El caos y la crisis a la que ha llegado el Registro Civil, esperemos que sea porque la ministra Blanco estaba más preocupada de obtener los votos para el fiscal nacional que de resolver las problemáticas que tenían sus trabajadores, y que hoy día, teniendo ese tema resuelto, el del fiscal, se siente a conversar con los trabajadores y no actúe con chivos expiatorios como cambiando de un día para otro el director nacional del Registro Civil”, sentenció.

 

Fotografía: La Tercera.