RN insiste en el desorden, improvisación y falta de conducción del gobierno para dirigir el país

El presidente del partido, Cristián Monckeberg, junto a los diputados Alejandro Santana y Gonzalo Fuenzalida criticaron el actuar del Ejecutivo frente al tema de la reforma laboral y su paso por el TC, las libertades condicionales en el sistema penitenciario y la crisis de la marea roja en la Región de Los Lagos. 

Fuertes críticas al actuar del gobierno frente a distintos problemas durante los últimos días lanzaron hoy el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, junto a los diputados del partido, Alejandro Santana y Gonzalo Fuenzalida.

“Lo primero es como el gobierno ha abordado el problema de la marea roja en la Región de Los Lagos, que involucra a muchos ciudadanos de esa región. Hay una improvisación absoluta y lo que uno conversa con dirigentes de esa región es que se les está tratando como ciudadanos de segunda categoría. No hay ninguna autoridad de gobierno central que haya estado presente para enfrentar el problema como corresponde”, abrió los fuegos Monckeberg.

El parlamentario continuó apuntó sus dardos a “como se está enfrentando esta liberación masiva de personas privadas de libertad y donde el gobierno ante la decisión, a nuestro juicio errada del poder judicial, se manifiesta sorprendido frente a qué actitud adoptar y que decisión tomar, eso habla nuevamente de improvisación y de desorden, porque no nos olvidemos que la seguridad ciudadana es principal preocupación del gobierno y también es la principal preocupación e inquietud de la ciudadanía según las encuestas que habitualmente se están dando a conocer”.

Monckeberg destacó que “vemos también la actitud de improvisación y desorden del gobierno en la reforma laboral. En una primera etapa se dieron opiniones distintas entre el ministro de Hacienda y la ministra de Trabajo; posteriormente las soluciones que se plantearon por el gobierno han sido también muy dispersas y diversas, desde un veto hasta una nueva legislación y reformas constitucionales, porque así lo planteo el PC y ninguna de ellas ha sido ordenada ni gatillada por el gobierno, sino que más bien han sido opiniones diversas de diferentes instancias del gobierno y la Nueva Mayoría frente a lo que ocurrió en el fallo del Tribunal Constitucional por la reforma laboral mal implementada”.

Para el timonel del partido de la estrella tricolor en definitiva aquí “lo que vemos es desorden, improvisación, falta de conducción, ya no se sabe si de la Presidenta o de alguien dentro del gabinete, y eso se ve reflejado en una evaluación ciudadana paupérrima en últimos 12 meses donde no se supera el 30% de evaluación positiva”.

En cuanto a la situación provocada por la marea roja en la Décima Región, Santana aseguró que “es la crisis social más importante de la historia de la Región de Los Lagos, donde el gobierno ha actuado con indolencia, inoperancia e improvisación”.

A juicio del diputado por dicha zona, hay “indolencia porque cuando uno ve la reacción del gobierno, que cuando se informa en el INE que aumenta la cesantía de 6,6% a 9,4% el ministro de Hacienda a los 20 minutos estaba dando una conferencia de prensa ´sorprendido´ del aumento de la cesantía y en ese mismo minuto estaba el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, en la región (de Los Lagos) mientras se estaba incubando la movilización social, estaba focalizado en el tema del cambio a la Constitución, a eso me refiero con lo de la indolencia”.

Santana agregó que “la improvisación se da cuando la Presidenta de la Republica decreta zona de catástrofe acuícola, lo decreta sin números, sin catastro, sin plata, solamente declara buenas intenciones tras esta catástrofe”.

Frente a dicho escenario, el diputado RN señaló que “la gente se movilizó porque se aburrió de lo indolente del gobierno, la gente se movilizó porque la han ninguneado (…) creo que no hay precedente en la historia de nuestro país de la falta de desprolijidad y la falta de compromiso con el sufrimiento de las personas por parte del actual gobierno”.

Así las cosas, Santana advirtió que “el ministro Céspedes es el gran responsable de esta crisis, porque tuvo hace 60 días la oportunidad de prever que el vertedero de salmones muertos podría afectar la salubridad de los recursos naturales. El ministro Céspedes hace 60 días dijo que aquí no había crisis y que todas las variables estaban controladas. El ministro Céspedes dijo que no se iba a generar una tasa de cesantía importante en la gente que tiene la actividad de pescador artesanal. Todo el diagnóstico, todas las predicciones del gobierno, representadas por el ministro de Economía, fueron equivocadas y después de un mal diagnóstico la ejecución ha sido peor”.

Por su parte, Fuenzalida -integrante de la comisión de Seguridad de la Cámara- indicó que, en relación a las libertades condicionales en el sistema penitenciario, “lo que hemos visto estos días es claramente un juego de lo que es compra huevos, se echan la culpa entre unos y otros.

Según el diputado en este tema “hay una responsabilidad clave de los jueces, los jueces les deben una explicación a los chilenos. No puede ser que hoy los jueces cada vez que hay una resolución conflictiva o una sentencia conflictiva culpen a la ley, la culpa sea de los parlamentarios que hacen mal las leyes”.

Fuenzalida destacó que “los jueces liberan 1.600 personas diciendo que todas ellas cumplen estos requisitos, cuando a 24 horas hay tres o cuatros detenidos por cometer delitos, aquí claramente los jueces no hicieron la pega y cuál es la pega que les mandata la ley, que sea una comisión que se constituya en los recintos carcelarios, que hablen con los presos que están postulando a la libertad condicional. Porque la libertad condicional no se creó para combatir el hacinamiento de las cárceles la libertad condicional es un derecho que tienen los presos que cumpliendo estos requisitos puedan postular y es un beneficio que se les entrega”.

Si bien el parlamentario RN considera que en esta situación la “responsabilidad mayoritariamente la tienen los jueces, también la tiene el gobierno por cuanto ellos son los que están sobre gendarmería, en el caso del Ministerio de Justicia, por lo tanto la ministra no puede decir que no sabía

Finalmente, Fuenzalida dijo que “me sorprende que la ministra se sorprenda por la cantidad de presos que se les ha dado la libertad condicional, pero si el año pasado fueron 2.500 presos y el 2014 -que ella también estaba en el gobierno- fueron cerca de 3.300 presos. Entonces me parece raro que se venga a sorprender hoy con información que no es de público conocimiento por todos nosotros, porque nosotros no recibimos informes de libertades condicionales si no que debemos preguntar por oficios y así nos vamos enterando, pero los ministros saben las libertades condicionales. Ellos (el Ministerio de Justicia) de alguna manera tienen la tutela de los presos a través de gendarmería.