Renovación Nacional, sus mujeres y la renovación

Por Renata Santander – Coordinadora de mujeres JRN

De conocimiento público es la actual discusión interna, sobre la modernización de los principios que hasta hoy, delimitan el perfil de los militantes de Renovación Nacional. Sin desconocer que los actuales principios fueron los rectores de lo que somos hoy como Partido, resulta fundamental la reformulación de los mismos, como respuesta a los cambios sociales y culturales de los cuales somos protagonistas.

En función de ello, es inherente a la discusión, replantearse el rol que cumplimos las mujeres dentro del Partido. La contribución histórica realizada por nosotras amerita sin lugar a dudas, una refundación del principio número siete, el cual limita toda actividad que queramos desarrollar a la par con los hombres, condicionándola a la compatibilidad que esta actividad pueda tener con “sus funciones como madre y educadora de sus hijos”.

Hoy, en un contexto completamente distinto, es importante plantearse nuevos objetivos y enfoques que vayan de la mano de la sociedad actual. Es por esto y más, que me parece importante llevar dentro de la nueva declaración de principios, dos temas claves, que hasta el momento no han sido considerados. En primer lugar, fomentar la participación activa de la mujer en la esfera pública,  potenciando de igual forma tanto a hombres como mujeres y por otra parte, también promover la erradicación de todo tipo de violencia de género.

Hoy, no estamos en una situación de igualdad, y pese a haber demostrado con creces que somos capaces de ocupar de igual o mejor forma cargos de elección popular, continuamos en una situación desfavorable respecto de nuestros pares. Actualmente en Renovación Nacional existen todos los espacios necesarios para el desarrollo de potencialidades femeninas, pese a ello, existe una clara falencia al exteriorizar nuestro compromiso con el género femenino. Evidencia de ello, es la baja presentación de candidaturas femeninas y la, aún más baja representación en el poder legislativo.

De cara a las próximas elecciones y con una mirada a largo plazo de lo que quiero, siga siendo mi Partido, espero sepamos responder de manera indicada a los desafíos que la sociedad nos exige hoy, de la mano siempre de la historia y trayectoria que nos formaron de base. La paridad de género es absolutamente necesaria si queremos seguir avanzando como Partido, y aún más, si queremos contribuir a una mejor sociedad.