Renovación Nacional afirma estar disponible a discutir cada artículo de la Constitución, “pero como corresponde, por la vía institucional”.

Como un anuncio que “genera incertidumbre” y cuyo mecanismo “debe ser aclarado”, calificaron el vicepresidente de Renovación Nacional Luis Mayol y el diputado Nicolás Monckeberg, las declaraciones de la Presidenta Michelle Bachelet, acerca del inicio de un “proceso constituyente”, en el mes de septiembre.

Para Mayol, “en nada ayuda a superar las incertezas y desconfianzas plantear una nueva Constitución, que lo único que sabemos es la fecha de inicio, si no conocemos cómo se va a realizar este procedimiento”. “Las desconfianzas no son buenas para el crecimiento del país, para el empleo, ni para la mayor recaudación de impuestos para realizar, por ejemplo, la reforma educacional”, agregó.

En esa línea, el diputado Nicolás Monckeberg indicó que “creemos que los cambios a la Constitución son demasiado relevantes en las democracias, como para plantearlos en la cola de los discursos y además hacer con ellos juegos de palabras”.

“La Presidenta de la República debe ser muy clara a  la brevedad con el país. ¿Qué quiere ella? ¿Quiere perfeccionar la Constitución, reformarla, cambiarle ciertas instituciones, ciertos artículos por la vía institucional con el Congreso, con la ciudadanía, con la gente? ¿O quiere convocarnos a una asamblea constituyente al margen de la institucionalidad, donde finalmente se deslegitima el estado de derecho actual?”, emplazó.

Según Monckeberg, “Renovación Nacional está disponible para discutir todos los artículos que se estime conveniente de la actual Constitución, modificar aquellos que puedan ser modificados y deban ser modificados, pero como corresponde: con una Presidenta y un Poder Ejecutivo elegidos democráticamente, con un Congreso que debe hacer su trabajo y convocando a participar a todas la ciudadanía que estime conveniente, pero siempre por la vía institucional”.

Finalmente, el diputado afirmó que “lamentablemente, este gobierno ha generado muchas incertidumbres en cada uno de sus procesos de reforma. Lo que Chile más necesita hoy día es certezas, recuperar el norte, saber hacia dónde va”.-