Prokurica destacó aprobación de proyecto que regula jornada, descanso y remuneración de empleadas de casa particular

Como una iniciativa que “reivindica y dignifica una labor fundamental”, calificó el Senador de Renovación Nacional (RN), por la Región de Atacama, Baldo Prokurica, la aprobación en el Senado -por 28 votos- del proyecto de ley (del Gobierno del Pdte. Piñera), que modifica la jornada, descanso y composición de la remuneración de las trabajadores de casa particular y prohíbe el uso de uniformes a estas trabajadoras, el que pasó a la Cámara de Diputados con modificaciones.

“En nuestro país los trabajadores de casas particulares han sido reconocidos como trabajadores dependientes desde 1931. Su vínculo laboral presenta una serie de características especiales que la diferencian de otros trabajos u oficios.  Partiendo por el destinatario de su labor, la naturaleza del servicio prestado y el espacio físico en que éste se desarrolla”, indicó Prokurica.

A juicio del legislador RN por Atacama, “este importante trabajo desarrollado por miles de chilenos -y extranjeros-, que principalmente consiste o se resumen en labores de asistencia a los hogares particulares, posibilita el acceso y las oportunidades de empleo remunerado para quienes deben cumplir conjuntamente responsabilidades familiares y laborales”.

Según la Nueva Encuesta Nacional de Empleo del INE, correspondiente al segundo trimestre de 2014, existen un total de 325.970 de personas que se dedican al servicio doméstico. Un 96% corresponde a mujeres y un 4% a hombres. De ellos 273.180 personas lo hacen en la modalidad “puertas afuera” donde el 97% corresponde a mujeres, mientras que 52.790 lo hacen puertas adentro donde el 93% corresponde a mujeres.

Del mismo estudio se desprende que sólo el 43% de los trabajadores que se dedican al servicio doméstico (139.860) reciben liquidación de sueldo, mientras el 55% (178.870) de éstos no recibe ni entrega comprobante, y el 2% (7.240) restante entrega boleta de honorarios o recibe algún comprobante o recibo.

Objetivos del Proyecto

El objetivo de esta moción es extender el concepto del pago de remuneraciones en dinero a los trabajadores de casa particular, excluyendo los alimentos y la habitación que serán siempre de cargo del empleador.

Agregar dentro de las especificaciones del contrato de trabajo las labores y el domicilio donde se realizarán, debiendo el empleador registrar dicho contrato en la Inspección del Trabajo.

Reducir, a partir de noviembre de 2015, la jornada de los trabajadores que no vivan en la casa de su empleador, a 45 horas semanales.

Establecer para los trabajadores que viven en la casa del empleador el derecho a descanso mínimo semanal en el día domingo, más los días sábado, pudiendo éstos últimos acumularse o intercambiarse. El descanso de los días sábado también regirá a partir de noviembre de 2015.

Prohibir el condicionamiento del contrato al uso de uniformes y delantales en espacios, lugares o establecimientos públicos.

“Un proyecto en la línea correcta”

“Este proyecto va en la línea correcta, ya que introduce modificaciones legales que buscan regular la situación laboral de más de trecientos mil trabajadores y trabajadores  del hogar, empleadas domésticas o de las denominadas “nanas”, como algunos las llaman con cariño, fundamentalmente en lo relativo a su jornada laboral y de descanso, lo que ha estado prácticamente siempre en una zona grisácea”, indicó Prokurica.

De la misma forma, el Senador RN agregó que “incluso en el caso de las empleadas “puertas adentro”, la nebulosa legal con respecto por ejemplo a la extensión de su jornada laboral, la especificación de sus labores, o de sus descansos, son más difíciles de controlar ante la falta de registros o de fiscalización que en el caso de las asesoras “puertas afuera”, quedando virtualmente disponibles 24 horas al día para sus empleadores”.

“La labor de las trabajadoras de casas particulares era vista como una actividad informal, sin embargo, este proyecto viene a reconocer el importante trabajo que miles de estas trabajadoras  realizan en nuestra sociedad.  Esperemos que los cambios contenidos en este proyecto logren acabar con la serie de vacíos legales que han afectado por años su valiosa labor”, sentenció Prokurica.