Presidente RN, Cristián Monckeberg, a “El Mercurio”: “La gente de nuestro sector piden a gritos una nueva Coalición”.

[vc_row][vc_column][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″]

A tres meses de asumir la dirección de RN, Cristián Monckeberg se pone serio al recordar que ha tenido que enfrentar las negociaciones por las reformas tributaria y el binominal. Aunque reconoce que su sector ha pasado por momentos dificiles, dice que están sacando “la cabeza a flote”.

Pero cuando se le recuerda que apareció como el Presidente de partido mejor evaluado según la última encuesta CEP, no puede evitar esbozar una sonrisa.

-¿Cuál es su balance de la actuación de la centroderecha a casi seis meses de la instalación del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet?

Nosotros vivimos una fuerte crisis después de la paliza electoral que recibimos en Noviembre. Y teníamos dos alternativas: o sucumbiamos o sacabamos la cabeza a flote. Veo una Coalición que ya empieza a respirar. Que empezamos a sentirnos orgullosos de defender lo que creemos, que eso nunca había ocurrido. Que somos capaces de salir a la calle y no nos “apedrean”.

-Pero ha habido criticas respecto de la labor que ha realizado la Alianza como oposición. Incluso, se ha dicho que la verdadera oposición a Bachelet ha sido la DC.

Es sumamemte injusto decir eso, o que la centroderecha en esta etapa ha estado dormida. Hemos pasado por un mal momento, sí, pero hemos hecho una buena labor de contención frente a la aplanadora de la izquierda.Y lo hemos hecho sobre la lógica de la ideas y no sobre la lógica del cosismo o de la canasta familiar. Y esa contención ha permitido que el gobierno retroceda. He escuchado a empresarios decir que en la reforma tributaria los cambios se produjeron exclusivamente porque ellos alzaron la voz….era lo único que faltaba. Aquí, lo quehubo fue un trabajo importante de la oposición.

Nueva Coalición

-Se ha hablado también de la posibilidad de conformar una nueva Coalición que traiga consigo un cambio de nombre. ¿Que tan factible es eso? En la CEP, la Alianza aparece con baja aprobación.

Cuando yo dije que estamos empezando a sacar la cabeza a flote es precisamente por eso. Porque todavía tenemos mucho por delante. Evidemente, la marca Alianza está en el suelo y más bien, a la pérdida. La gente de nuestro sector pide a gritos la conformación de una nueva Coalición. Tengo números y encuestas que demuestran que la gente de nuestro sector pide eso.

-Y en esta nueva Coalición ¿Va a haber espacio para los movimientos emergentes de centroderecha?

Es algo que hay que ir viendo. Ni Amplitud ni Evópoli representan movimientos de izquierda. Lo que pasa es que han cometido, en el caso de los primeros, errores importantes. Pero eso no significa que los vea en la vereda de la izquierda. Pero las puertas se van a abrir en la medida que se despejen las desconfianzas. Que nosotros tengamos la actitud que tenemos con Amplitud no es por capricho, no es porque haya rencillas personales, como han planteado algunos en la UDI, sino porque ha habido acciones graves que han perjudicado a nuestro sector. ¿Cuáles son las acciones graves? Adherirse-porque no es acordar-a un proyecto electoral de izquierda dibujado mañosamente para favorecer a la izquierda.

-¿Cuál es, a su juicio, “la hoja de ruta”, que la Alianza debiera seguir en los próximos meses?

Para mi, es escencial empezar a demostrarle a la ciudadanía que existe el ánimo de comenzar a conformar una nueva coalición, que defienda ideas y el proyecto de centroderecha. No voy a transformar ni a hacer el partido de nuevo, RN es un partido de derecha. Y creo que, nuestras ideas de libertad, de meritocracia, hoy tienen mucho más acogida en la gente de lo que tenían antes. Por eso, insisto en resistir a las tentaciones de nuestro sector, de apoyar a candidatos de izquierda, cuando les mueven la colita, me refiero a Andrés Velasco. El gobierno al plantear las reformas en educación y tributaria de forma tan ideológica, no hizo darnos cuenta de que la gente tiene mucho más metido en su ADN las ideas nuestras que las ideas de izquierda. Hemos visto una opción en Chile entre un sueño Allendista o un sueño por la libertad.

-¿El gobierno de Michelle Bachelet tiene un sueño Allendista?

Completamente. La propia Presidenta lo ha dicho. Estamos ante la presencia de un gobierno en que su leimotiv es un sueño Allendista. Y eso se ve en las diferentes reformas que han surgido.

Carrera presidencial

cm_mer2-¿Cómo va a manejar la carrera presidencial en RN? ¿Va a potenciar esos liderazgos?

Voy a potenciar los liderazgos que hay en el partido, lógico. Dos de los nuestros están muy encumbrados en las opciones de la ciudadanía, según la CEP, como es Manuel José Ossandón y Andrés Allamand. Pero yo ahí hago una prevención: el partido no puede girar en torno a la campaña presidencial. Estamos recién a seis meses de iniciado el gobierno de Michelle Bachelet. Y esta obsesión por la carrera presidencial hay que cortarla de raíz porque lo único que hace es entorpecer la buena marcha del partido.

-¿Porque la directiva decidió realizar una cena con el ex mandatario Sebastián Piñera y las autoridades de su gobierno? Dicen que generó ronchas en algunos líderes de su partido.

Eso fue importante porque dimos un reconocimiento necesario a quienes, siendo militantes de RN, participaron en el gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Pero cuando la obsesión presidencial está presente a tres años y medio de una elección, se producen roces y confusiones por las decisiones que está tomando el partido. No puede haber nada más normal que reunirse con militantes que fueron funcionarios de gobierno, y con el Presidente del anterior gobierno a que nosotros apoyamos. Eso no puede generar molestia.

-¿Van a continuar pidiéndole al ex Presidente que vuelva a militar en RN?

La militancia del Presidente Piñera en el partido no es mi preocupación. Mi preocupación es recuperar la paz interna. Y yo me tengo que preocupar de los militantes de RN, de que a esos militantes les vaya muy bien.

-¿Cómo evalúa las criticas que el ex Presidente Piñera hizo al gobierno de la Presidentan Michelle Bachelet?

Cada ex presidente tiene su estílo. Nosotros habiamos tenido una seguidilla de ex presidentes de la misma coalición y estabamos acostumbrados a una suerte de jarrones instalados en el living de la casa para que no molestaran mucho y ojalá fuera del país. Hoy, la situación es distinta: estamos hablando de un ex presidente que es de oposición, y por lo tanto tiene su opinión y tiene derecho a darla. No he visto ninguna ley, ningún reglamento que diga que los ex presidentes deben amordazarse y ponerse un bozal. Tiene todo el derecho del mundo a criticar lo que estime conveniente.

-¿Cree que aporta a la oposición?

De todas maneras. El ex presidente Piñera forma parte de los activos de la coalición de oposición.

-La última encuesta CEP demostró que hay una buena aprobación dentro de los liderazgos de RN. Usted salió como el mejor posicionado entre los presidentes de partido. ¿Cuál es su evaluación al respecto?

Algo tiene este partido que, habiendose ido cinco parlamentarios, generando diversidad y muchas veces indisciplina en su historia es de los partidos más aceptados y queridos de la ciudadanía. Y creo que es porque somos un partido dialogante. ¿Porque se acuerda la gente de Longueira? Porque le dio la mano a (Ricardo) Lagos y fue capaz de llegar a un acuerdo importante. Y creo que esa fue la mejor época de la UDI. Eso es lo que busca la ciudadanía y nosotros vamos a seguir en esa línea.

-¿Cree que todavía es posible construir una alianza con la DC?

Siempre he aspirado a esa posibilidad de que la DC vea la luz y finalmente acepte que sus postulados son muy similares y cercanos a los nuestros. Ahora, esta es una idea que uno lanza, pero yo no la veo muy cercana. Mis socios son la UDI, mi realidad es que tengo que conformar una coalición que defienda ideas y principios de centroderecha y tengo que empujar ese carro con lo que tengo.

Sobre reforma al binominal: “Tengo muy bajas expectativas de llegar a un acuerdo (con el gobierno)”

-¿En que estado están las negociaciones por cambio al sistema binominal con el Ministro Rodrigo Peñailillo?

El Ministro Peñailillo nos ha dicho en innumerables ocasiones que no tiene propuestas. Y creo que, entre su escritorio y su correo, debe tener al menos tres alternativas que RN le ha presentado. Lo que pasa es que no le gustan. Aquí ha habido una imposición que ha instalado el Ministro, que me parece muy mala para la política del país. Muy mala porque él privilegió los votos justos para poder avanzar a una reforma. Y creo que el pacto con Amplitud es de segunda división. Si el gobierno realmente aspira a tener un sistema electoral ue perdure en el tiempo, tiene que alcanzar un acuerdo de primera división con la oposición.

-¿Cuál es su visión respecto a la posición que ha tomado la UDI en esta materia?

El sistema electoral lo habriamos resuelto hace bastante tiempo atrás si es que no hubiera existido el veto que se impuso en el gobierno de Piñera por parte de nuestros socios. Los respeto, pero la buena política requiere de esfuerzos y sacrificios, y entramparse exclusivamente en el argumento de mantener los 120 diputados no me parece adecuado, creo que es una mala decisión. La encuesta CEP señala que la gente quiere acuerdos y no aplanadoras.

-El Lunes pasado tenía agendada una reunión con el Ministro Peñailillo para continuar con las negociaciones por el cambio al binominal, pero usted la postegó. ¿Porqué?

Porque tengo muy bajas expactativas de que vayamos a llegar a un acuerdo, producto de que cada vez que nos reunimos, existen nuevas condiciones sobre las cuales hay que negociar. Por eso creí que no era prudente hacer un show en La Moneda generando expectativas de un acuerdo.

-¿Tiene el apoyo del partido para avanzar en un posible acuerdo?

Si. Aquí no va a haber espacio para la indisciplina o para que alguien diga que no le gusta el acuerdo. Porque el Presidente del partido conduce políticamente, y no está para hacer el loco.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]