Presidente RN afirma que Chile debe retirarse del Pacto de Bogotá: “Sus juicios son políticos y nos someten al descriterio de gobernantes irresponsables, como Morales”.

Luego del anuncio realizado ayer por el Presidente Evo Morales, quien aseguró que su país llevará a cabo una nueva demanda ante La Haya en contra de Chile, esta vez por el uso de las aguas del Silala, parlamentarios oficialistas y de oposición reflotaron el debate por la conveniencia de suscribir el Pacto de Bogotá.

La permanencia en ese acuerdo internacional, firmado en 1948, obliga a Chile a resolver las disputas internacionales de manera pacífica y bajo la tutela de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, tribunal en el que ya se encuentra un juicio en curso entre ambos países.

Sin embargo, en el caso de que el gobierno decida retirarse de ese pacto, esto se haría efectivo un año después de concretar esa determinación, período en el que Chile podría ser blanco de nuevas ofensivas legales.

“Hacemos el llamado a buscar otras fórmulas que nos permitan evaluar la suscripción que tiene Chile de instrumentos internacionales como el Pacto de Bogotá”, dijo ayer el presidente de la Comisión de RR.EE. del Senado, Francisco Chahuán (RN).

“La Cancillería ha sido dubitativa. Chile debe retirarse del Pacto de Bogotá y de la Corte Internacional de Justicia de La Haya ahora. Sus juicios son políticos y nos someten al descriterio de gobernantes irresponsables, como Morales”, dijo el presidente de RN, Cristián Monckeberg.

 

Publicado en La Tercera.