Mensaje del Presidente

Diputado Mario Desbordes Jiménez
md

Estimadas y estimados militantes:

Qué duda cabe que ha sido un año extraordinariamente complejo. La crisis que hemos vivido, a partir del 18 de octubre, es la más grande desde el regreso a la democracia y nos ha tocado, junto al gobierno, hacer frente a demandas que fueron acumulando por décadas y que nos tocará resolver.

Esta crisis tiene dos grandes grupos movilizados:

a.- Por un lado, un grupo minoritario de violentistas -que no superan los cinco mil en todo Chile- ha provocado los destrozos, incendios y saqueos más grandes de que se tenga memoria. Estos grupos no buscan cambios o reformas, lo que ellos quieren es derribar la democracia como la conocemos.

b.- En paralelo, hemos tenido las manifestaciones pacíficas más masivas de la historia de Chile, con millones (literalmente) de personas marchando o manifestándose para exigir cambios o buscar reformas, sobre todo en materia social.

No hay que confundir a los dos grupos, pues los violentos no quieren ningún tipo de acuerdo, mientras los pacíficos buscan precisamente eso, reformas que surjan de acuerdos transversales.

Renovación Nacional se ha destacado, en este difícil período, por haber sintonizado con la ciudadanía y por haber realizado de inmediato, propuestas sensatas, desde nuestras propias ideas, y que han apuntado al corazón de las demandas legítimas que hemos oído.

Nuestro Partido es un partido que está integrado por personas conectadas con la realidad, lo que nos permitió comprender de mejor manera lo que estaba pasando, lo que ha permitido que hoy tengamos una gran evaluación positiva entre los chilenos.

¿Cómo salimos de esta crisis?

No es fácil la respuesta, pero creo que hay que avanzar por cuatro carriles separados. Avanzar en cada uno de ellos al mismo tiempo, velocidad y profundidad.

1.-Debemos, en primer lugar, avanzar en reformas sociales, debemos encabezar la reforma al sistema de pensiones, que con responsabilidad permita que todos los pensionados de Chile, tanto los del pilar solidario como los del pilar contributivo, vean incrementadas sus pensiones de inmediato y de manera permanente. En materia de salud, entre otros desafíos, debemos terminar con la burbuja en el precio de los medicamentos que tiene a Chile con los precios más altos de la región, con ganancias escandalosas para algunos a costa de millones de ciudadanos que pagan más de lo que los medicamentos valen en todo el mundo. Asimismo, debemos avanzar en un plan universal de salud que logre que todo ciudadano chileno tenga acceso a un plan de salud que garantice un piso mínimo de prestaciones que aseguren una salud de calidad para todos los chilenos. Se debe también avanzar en el aumento del salario mínimo y en una solución definitiva a los deudores de los distintos créditos estudiantiles. Estas son algunas de las áreas donde hemos podido avanzar, y con propuestas nuestras, de un partido que cree en la economía social de mercado y en la solidaridad como elementos estructurantes de una sociedad más justa. No hemos planteado nada de izquierda como algunos pretenden al descalificarnos, cuando nos quieren imponer una sola visión de lo que es ser de derecha, y es más, lo que proponemos, en su mayoría estaba en nuestro programa de gobierno.

2.- En segundo término, debemos construir una agenda de seguridad pública potente, que permita enfrentar con mejores herramientas a los  violentistas encapuchados, a los saqueadores y en general a los antisociales que han causado estragos en todo Chile. Asimismo, debemos reforzar y apoyar con fuerza la labor de Carabineros y la PDI.

3.- Ya lo anunció el Presidente Piñera, debemos instalar una agenda anti abusos muy potente, ya sea de abusos públicos o privados. Se deben detectar y corregir, por ejemplo, aumentando las penas a los delitos de cuello y corbata, solucionando el drama que viven miles de chilenos al ir a un Compin, etc. Todos podemos ayudar identificando el abuso, su origen y planteando la solución.

4.- Itinerario de reformas políticas, al amparo del acuerdo que suscribimos los partidos democráticos el 15 de noviembre. Es importante dejar claro que este acuerdo no nace de la presión de los violentos, nace de oír a los ciudadanos pacíficos, pues los violentos se oponen al acuerdo, y por ende han sido derrotados con él. Una muestra clara es que los extremos votaron contra el acuerdo en el congreso. La extrema izquierda quería una asamblea constituyente a la bolivariana, donde la asamblea pudiera cesar en sus funciones al congreso tal como lo hicieron en Venezuela.

Serán los chilenos los que podremos decidir si queremos o no una nueva constitución. En este punto, les pido respetar las diversas opiniones que hay dentro de nuestro Partido.

Hagamos el debate con altura de miras y respeto. No permitamos que este evento histórico nos fracture. Es muy importante no caer en las dos grandes mentiras, por un lado que todo lo solucionará una nueva constitución, y por otro que si gana el sí, que el país se destruye o se transforma en Cuba. La campaña del terror, además de ser falsa, no ayuda en nada a la causa de la democracia.

Si gana el NO, debemos exigir que se respete el resultado y no aceptaremos que se ponga en tela de juicio la voluntad ciudadana. Si gana el SI, debemos ponernos a trabajar de inmediato para ganar con la fórmula que la gente elija para redactar una nueva constitución.

Dependemos de nosotros, si logramos apoderados de mesa y una concurrencia similar a la de la segunda vuelta presidencial, ganaremos la constituyente y defenderemos de mejor manera nuestras ideas. Es muy importante estar preparados para los dos escenarios, prepararnos para exigir respeto a la opción que gane y buscar desde ya a las candidatas y candidatos para ganar la elección de octubre donde se elegirá a la convención constituyente.

Cerramos un año difícil, y comenzamos uno quizás más complejo aún, donde desde nuestra ideas y principios, seguiremos siendo un puntal de nuestro Gobierno y para el Presidente Piñera. Debemos estar orgullosos del rol de Renovación Nacional en esta crisis, y de la buena evaluación que los chilenos tienen de este partido, un partido sensato y conectado con la gente.

Les deseo un lindo fin de año junto a sus seres queridos, y que carguemos bien nuestras pilas, pues no me cabe duda de que tendremos un rol fundamental en que esta crisis sea una gran oportunidad para nuestro querido Chile.

Mario Desbordes Jiménez
Presidente
Partido Renovación Nacional