Presidenta RN en Aysén y cambio de Gabinete: “Las 72 horas debieran considerar una bajada regional. Esperamos cambios en la Región”.

Renovación Nacional ha sido claro y categórico al graficar el preocupante momento político que vive Chile bajo la conducción de la Nueva Mayoría, así como lo señalaba expresamente el Presidente de la colectividad, Diputado Cristian Monckeberg: “cuando se anuncia cambio de gabinete mediante un programa de televisión, cuando se confirma a un Canciller mientras duerme; cuando los Presidentes de la Nueva Mayoría se enteran por la prensa; y además se toman 72 horas para confirmar al nuevo Gabinete, son todas razones de que las cosas se están haciendo improvisadamente”.

La dirigente política hizo mención a los resultados de la CEP y ADIMARK, y que alcanzan importantes niveles de desaprobación para un Gobierno en los últimos 15 años. “Compartimos plenamente las declaraciones del timonel de nuestro partido, respecto a que este anuncio de cambios mal informados debe ser la oportunidad para enmendar rumbos por el bien del país, nuestro desarrollo y la imagen internacional que proyectamos. La actividad política es una actividad necesaria para la estabilidad de una sociedad y la actual administración no ha sido capaz de enfrentar la contingencia con mirada republicana y de cuidado por la instituciones, lo que deriva en falta de credibilidad de la gente y que un 48% considere que el Gobierno reaccionó “mal” ante los casos de corrupción.

Importante sería que desde ahora la Mandataria comience a ejercer liderazgo, le regrese la conducción política al país, y existan “bajadas regionales” para que se produzcan cambios en los equipos y los compromisos locales se concreten. A poco más de un año de Gobierno, la ejecución del Plan Regional Zonas Extremas es mínima, no cumple las expectativas, y la ultima Cuenta Pública realizada en Aysén evidencia solo objetivos generales que hablan de la buena voluntad de este Gobierno, pero que no logra traspasar las buenas intenciones a acciones concretas.

El Gobierno de Michelle Bachelet improvisa el camino todos los días, y se olvida que además de la profunda crisis política que vive Chile, existe una gran mayoría de chilenos que quiere solución a los problemas sociales, de salud, vivienda, educación. Necesidades que en el marco de las reformas impulsadas solo acentúan la molestia de la gente, que día a día lucha por sacar adelante a la sociedad en que vivimos y a sus familias.

Los graves problemas de Contaminación en Coyhaique; los mínimos avances para el mejoramiento del Sector Público arriesgando nuevamente se produzcan movilizaciones; la falta de incentivos a la inversión privada en Aysén; la ausencia de Plan  de Desarrollo; y tantos otros temas, son los desafíos pendientes para esta administración en Aysén. Esperamos que los cambios anunciados tengan una bajada regional que diferencie a las autoridades políticas que hacen una buena gestión de aquellas que solo muestran resultados mediocres en su trabajo con la ciudadanía, revirtiendo así, la pésima percepción de la gestión de Gobierno en Aysén”, concluyó la dirigente en representación de RN en la Región.