Diputados de Renovación Nacional (RN), liderados por José Miguel Castro, presentaron un proyecto que busca modificar la Ley 20.920 para incorporar el “tendido eléctrico” como producto prioritario en la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), con el fin que las empresas de cable y telefonía sean obligados a responsabilizarse del destino final de los desechos.

La propuesta, cuyos coautores son además las parlamentarias de RN Ximena Ossandón y Sofía Cid, y el DC Daniel Verdessi, pretende “corregir” la ley de responsabilidad extendida de los productores, para que sean las empresas o distribuidores quienes se hagan cargo del material y no los usuarios o consumidores finales como ocurre actualmente.

Tras ingresar la moción parlamentaria, el autor de la propuesta, diputado José Miguel Castro, explicó que “desde Arica a Punta Arenas se vive una situación que es tener cables colgando, cables en desuso de los que nadie se hace cargo. Muchas veces las municipalidades tienen que rogarle a las compañías de telefonía y de electricidad que saquen estos cables. Para revertir esta realidad es que hemos presentado un proyecto de ley que busca incorporar los cables en desuso dentro de la Ley REP”.

“Esto quiere decir que la responsabilidad extendida al productor también se tenga en consideración con respecto a los cables, para que no solamente se saquen los que se ven colgando de Arica a Punta Arenas, sino que también se reutilicen y pueda haber un reciclaje de ellos”, explicó el legislador.

Frente a la consulta de si esta obligación traería un encarecimiento en el servicio a los consumidores, el parlamentario lo desestimó. “Hemos incorporado en la ley que este costo debe ser solamente del operador o de quien instale los cables y NO de parte del usuario, como sucedió en el caso de los medidores”, indicó.

En tanto, la diputada Ximena Ossandón destacó que “cuando nos toca ir a nuestros distritos, uno de los reclamos más habituales tiene que ver con los cables en desuso. Hoy son una verdadera arma mortal: es tanto el peso de los cables que hay en los postes, la mayoría inservibles, que muchas veces los postes han caído a la calle, algo que podría evitarse perfectamente si las empresas se hicieran responsables del retiro”.

Mientras, la parlamentaria Sofía Cid agregó que “este es un proyecto que pone el acento en la responsabilidad hacia las empresas. Es decir, que se preocupen también del destino final de los residuos que producen. Es momento de legislar al respecto para modificar esta ley que de cierto modo es muy injusta con los consumidores”.

Por su parte, el diputado DC Daniel Verdessi aseguró que “los países deben avanzar hacia descontaminar visualmente y el retiro de los cables deberían incorporar incentivos y, en el futuro, apuntar a la profundización de los cables. Los cables contaminan severamente el ambiente y son un peligro en la vía pública. Hay muchos accidentes que se producen por los cables en desuso, por lo tanto nosotros apoyamos con entusiasmo esta iniciativa”.