Ossandón: “No hemos aprendido nada sobre los escándalos de corrupción”.

El senador Manuel José Ossandón salió al paso de los dichos de algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría que aludieron a Eduardo Engel diciendo que “no sabe ni entiende de política y que la política es una actividad demasiado seria para analizarla desde la Academia”.

Al respecto Ossandón aseguró que estar fuera del mundo político no es una inhabilidad para referirse a la probidad. “Engel encabezó una comisión anticorrupción que fue aceptada y legitimada por todos y ahora salir cuestionando a su presidente me parece un despropósito. Antes la Nueva Mayoría aplaudió de pie la entrega del informe en La Moneda y ahora a la primera ocasión que tienen un senador descalifica a Engel. Me parece una falta de respeto a la persona y también a una institucionalidad que la propia Presidenta Bachelet defendió “, dijo.

El senador insistió que “no podemos borrar con el codo lo que escribimos con la mano. Es incomprensible que primero alabemos la comisión y luego la critiquemos. Uno está o no está por atacar a la corrupción. Acá no puede haber puntos medios La gente tampoco entiende que haya personas elegidas como sus representantes populares y que financien sus campañas de modo irregular”, remató el senador Ossandón.

A juicio del parlamentario el tema de fondo es “aplicar todas las medidas anticorrupción que traigan de vuelta la credibilidad, y si eso implica hacer cosas sobre las que no estamos tan de acuerdo, pero van en la búsqueda del objetivo final que es la trasparencia y la recuperación del prestigio político, habrá que aplicarlas al costo que sea. Después queremos que la gente crea en nosotros y declaraciones como estas sólo van en el sentido contrario”.

El senador Ossandón concluyó preguntándose “si la Nueva Mayoría mantiene o no su respaldo a las medidas propuestas por Engel y si no lo están deberían pronunciarse ahora mismo. Lo lamentable es que no apoyarlas sería un retroceso tremendo, pues la gente está esperando señales de nosotros que somos sus servidores públicos. Al parecer no hemos aprendido nada después del estallido de los casos Penta, Soquimich y Caval”.