Oposición enciende alarmas por eventuales recortes en partidas de presupuesto 2016

Representantes de RN, la UDI, el PRI y Evópoli se reunieron para analizar el escenario frente a la discusión de los recursos del país para el próximo año, donde advierten que la reducción en algunas áreas sensibles para la ciudadanía es fruto de la mala gestión económica del actual gobierno

Cuando se acerca el momento de comenzar a discutir en el Congreso el presupuesto del país para el próximo año, desde la oposición encendieron las alarmas por los eventuales recortes que podrían sufrir algunas partidas en 2016, producto de la situación económica que enfrenta actualmente Chile.

Ante dicho escenario, los presidentes y representantes de las directivas de RN, la UDI, el PRI y Evópoli, junto a parlamentarios de las comisiones de Hacienda del bloque opositor, se reunieron con el objetivo de analizar la postura como coalición frente al tema.

“Este mal manejo económico no lo van a pagar los ministros ni la Presidenta, lo va a pagar la clase media, los más pobres, los que votaron por este gobierno”, aseguró el diputado de Renovación Nacional, Alejandro Santana.

Es por eso que el jefe de bancada del partido de la estrella tricolor señaló que “queremos emplazar a la responsabilidad de este gobierno, a que en esta ejecución presupuestaria nos entregue con detalle y les informe a los chilenos con claridad quiénes van a pagar, qué regiones, qué usuarios del sector público, van a pagar la irresponsabilidad de su mal manejo económico”.

Santana advirtió que “es muy posible que un número importante de gasto en infraestructura como hospitales, Cesfam, colegios, jardines Junji, caminos, inversión en sectores rurales, no se van a ejecutar”.

El parlamentario comentó que “sólo la Reforma Educacional en todas sus aristas en régimen significa un gasto de 9 mil 500 millones de dólares, y la Reforma Tributaria, que pretendía recaudar en régimen 8 mil 500 millones de dólares y que sabemos no se recaudarán, no logra financiar una reforma”.

“Así, el resto del gasto público comprometido no tiene posibilidad de ser financiado y la proyección de crecimiento que hay para el gasto de año 2016 no da garantías de que esto sea financiado por el incremento del PIB”, remató Santana.

Por su parte el senador UDI Juan Antonio Coloma apuntó que “”el presupuesto del año pasado se incrementó en un 9,8% y eso es reflejo de como venía el país”, mientras que “este año el presupuesto se piensa va a ser entre el 4% y 5% y es el reflejo de cómo está hoy el país en materia de crecimiento”.

Y es que a juicio del legislador gremialista “cuando un presupuesto de un país crece la mitad que el anterior, básicamente es porque el país crece mucho menos de lo que estaba creciendo antes y este es el primer efecto claro en donde nosotros sostenemos que aquí hay un país que se chantó, aquí hay un país que dejó de crecer”.

En esa línea, Coloma explicó que “este es el primer efecto del programa de la Nueva Mayoría, donde ellos confundieron gastar con crecer, ellos confundieron poner tributos a tratar de incentivar la creación de valor”.

El representante de la tienda de calle Suecia agregó que esta “ha sido ante cualquier evaluación un muy mal gobierno, o sea díganme ustedes, si se podía hacer un presupuesto al 9,8 y ahora al 4, o al 5, ¿es porque el país está mejor que antes? Cuando el crecimiento es casi la mitad de lo que había antes ¿el país está mejor que antes?

Coloma además sostuvo que “el gran incremento del gasto que se produjo durante este período han sido pegas, honorarios, para quienes hoy son amigos del gobierno”. Ante esto, el parlamentario solicitó que “si va a ser más restrictivo el presupuesto, porque el país se chantó, lo que si queremos pedir es que esa restricción se note en menos pegas para los amigos, pero no en disminuir lo que son las obras que son de largo plazo en nuestro país”.

“Si aquí que  lo que ha ocurrido, y lo que la gente tiene que preguntarse, es ¿por qué hace dos o tres años no teníamos estos problema en materia de presupuesto y por qué los tenemos ahora?, sentenció Coloma.

En tanto el consejero político de Evópoli, Felipe Morandé, dijo que “como resultado del programa de la Nueva Mayoría y su aplicación, tal como la hemos visto, lo que percibimos es que el gobierno está hipotecando no sólo las posibilidades de crecer el próximo año, sino que su potencial de crecimiento en el largo plazo”.

Para el ex ministro de la administración de Sebastián Piñera, “hemos visto estos días que la comisión encargada de estimar el crecimiento potencial para el Ministerio de Hacienda, ha señalado que para el próximo año se espera un crecimiento de esta cifra de un 3,6 %”.

Según Morandé “con un 3,6 por ciento (de crecimiento) prolongado a través del tiempo y que probablemente sea menos que eso, es imposible financiar el programa de gobierno de la Nueva Mayoría y ni siquiera si este se plantea aplicado en varios años. Es decir, aquí ni siquiera la gradualidad basta para poder implementarlo, porque los recursos no van a estar si es que queremos tener una administración macroeconómica sana”.

“Entonces, es responsabilidad de las políticas del gobierno el hecho de que hoy Chile no solamente esté creciendo menos, sino que además va a crecer menos en el futuro, a menos que se hagan cambios muy profundos en las políticas públicas”, finalizó el economista.