Oposición acusa que en el gobierno existe una confusión total

Desde RN, la UDI, el PRI y Evópoli aseguraron que sin claridad del rumbo para el denominado segundo tiempo de la administración de Bachelet se hace muy difícil conversar con el Ejecutivo. Además frente a las declaraciones de la Mandataria sobre un “bloqueo” a las reformas, afirmaron que se trata de un “autobloqueo” producto de la crisis de la Nueva mayoría.

En medio del debate que se ha generado -tanto en la Nueva Mayoría, como en el propio Ejecutivo- por el rumbo que tomará el gobierno en su denominado “segundo tiempo”, desde la oposición salieron a comentar el escenario al que se enfrenta actualmente la administración de Bachelet.

“El gobierno ha generado una situación de confusión total”, aseguró el vocero del bloque opositor durante esta semana, Cristián Monckeberg. Y es que a su juicio desde La Moneda se “inventó y levantó la idea de un cónclave que iba a fijar o enmendar una hoja de ruta, que era absolutamente necesaria en la lógica de un nuevo gabinete”.

El presidente de Renovación Nacional agregó que “se empoderó a ministros y a los pocos días la Presidenta de la República, en señales bastante erráticas y equívocas, señala que aquí no se cambia nada y que sigue todo igual, por lo tanto se le dio un frenazo al famoso empoderamiento y trabajo que estaban realizando el nuevo gabinete y principalmente los ministros Valdés y Burgos”.

Monckeberg afirmó que “lo encontramos lamentable, porque significa una confusión importante respecto de la marcha del gobierno y lo que nos interesa a nosotros es enmendar el rumbo, porque para eso habló la Presidenta, para eso se hizo un cónclave y para eso hubo un cambio de gabinete y por lo tanto las frases de la últimas semanas son bastante equívocas, erráticas y confusas”.

El diputado sostuvo que “es evidente que este tipo de situaciones complica bastante la conversación y el diálogo al que el gobierno permanentemente invita a la oposición, como lo hizo cuando asume el nuevo gabinete”.

Así las cosas, Monckeberg recalcó que “nosotros tenemos toda la disposición a fijar posturas únicas en temas relevantes, en temas de regionalización, la reforma tributaria, la reforma laboral y lo que es hoy la ley de presupuestos, pero con alguien hay que conversar y hoy por mucho esfuerzo y empeño que el comité político lleve adelante, es muy difícil conversar cuando no se sabe a claridad y el rumbo que va a tener el gobierno después de las declaraciones de la Presidenta de la República”.

En cuanto a las declaraciones que la Presidenta Bachelet realizó en El Salvador, donde acusó un “bloqueo” a la reforma educacional, el timonel de la UDI, Hernán Larraín, dijo que “no hay otro bloqueo, que el autobloqueo producto del conflicto y la crisis de la Nueva Mayoría”.

Según el senador gremialista, “el problema político de Chile es la Nueva Mayoría y la falta de brújula por carecer de liderazgo y conducción”.

“No hay bloqueo Presidenta, hay autobloqueo, producto de la propia incapacidad de la Nueva Mayoría de definir qué es lo que quieren para Chile y de darle algo positivo hacia el futuro”, indicó Larraín.

El legislador de la tienda de calle Suecia explicó que “en menos de un año y medio la Nueva Mayoría ha demostrado una incapacidad para gobernar inexplicable. Este ha sido el peor gobierno lejos, desde el regreso de  la democracia  y se debe a que han inventado una coalición que no tiene columna vertebral, que trato de reinventar al país y lo único que han logrado es paralizar su economía y amenazar el futuro de Chile”.

Por su parte el secretario general del PRI, Eduardo Salas, dijo que “para nosotros lo que está en juego en Chile, nuevamente, es el liderazgo, claramente hay una confusión tremenda”.

El representante del partido regionalista, comentó que “el ministro Brugos está a veces empoderado y otras veces no está empoderado. Y lo mismo le pasa al ministro de Hacienda. Entonces, es tanta la confusión que existe en esta materia, que claramente es el liderazgo el que no está funcionando”.

“Le pedimos a la Presidenta que corrigiera el rumbo, pero parece que no fue capaz de hacerlo y no tenemos muchas expectativas de que sea capaz de hacerlo, porque lo que ocurre en la práctica es que cada vez que se plantea que se puede corregir el rumbo, en definitiva lo que se hace es ser contumaz, es decir, persistir en el error”, remató Salas.