¡No Somos Iguales! Somos Mujeres.

Por Renata Santander, Juventud RN; Sofía Jaña, Juventud UDI; y Macarena Cornejo, Juventud Evopoli.

Hace ya 41 años que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 8 de marzo como el día Internacional de la Mujer. 41 años celebrando este día y poco sentido tiene hacerlo si ésta conmemoración no va aparejada de políticas públicas que aseguren los derechos y la representación proporcional de nosotras en cargos públicos.

En Chile, muchas veces nos vanagloriamos de la importancia histórica que ha tenido el rol de las mujeres en la sociedad, sin embargo hoy, incluso con una Presidenta de la República reelecta, no hemos sido capaces de plasmar en la esfera pública la real representación del sexo femenino y mucho menos hemos podido convertir la proporción de mujeres chilenas en escaños.

Por otra parte, no podemos desconocer la despreocupación y desmotivación de las mismas mujeres a participar activa y responsablemente de la esfera pública. Es por esto que, más que conmemorar año a año el día de la mujer solo por el hecho de ser mujer, es necesario crear conciencia sobre la importancia que implica la participación femenina en política. Gran parte de esta responsabilidad la tiene la misma sociedad patriarcal en la cual aún Chile está inmerso, otorgando generalmente a los hombres la responsabilidad de conducir el país y los cambios importantes que en él se hacen.

De nosotras las mujeres, depende abrirnos paso a un Chile más igualitario en esta materia, porque tampoco parece justo pedirle al sexo opuesto crear políticas públicas que vayan en pos de la equidad, si no somos nosotras mismas las que nos hacemos parte de ello. No somos iguales, ¡somos mujeres! Y siempre habrá tiempo y dedicación para ser madres, ser hijas y además, llevar la vanguardia en la conducción de políticas que nos aseguren el equilibrio necesario para nunca más estar sub representadas en cargos públicos, entre otras tantas cosas.

En este mes de la mujer no queda más que invitarte a ti mujer, a ser parte de este cambio social que Chile necesita.