Las idas y vueltas del Gobierno por el Hospital de Villarrica

La pregunta es simple, ¿hay hospital de Villarrica en este Gobierno, sí o no? La verdad es que el Ministerio de Salud no tiene nada claro y menos la ciudadanía.

Mi argumento se basa en que con fecha 11 de diciembre de 2014, mediante oficio N° 6210, solicité al Ministerio que se pronunciara en forma definitiva respecto del inicio de las obras de varios hospitales para la región.

Con fecha 02 de septiembre -9 meses después- me responden mediante oficio N° 2595 que –en particular- el “Hospital de Villarrica se encuentra incluido en el Plan Nacional de Inversiones,financiado con fondos sectoriales. El inicio de las obras está programado para el año 2016. Actualmente, el proyecto se encuentra en etapa de diseño.”

En el intertanto, hubo diferentes versiones entre autoridades regionales que decían que sí se hacía el hospital y otros que decían que no. Por lo tanto, nuevamente, mediante oficio N° 10.401 de fecha 15 de julio de 2015, insistí ante el Ministerio que me informaran claramente sobre el tema, y con fecha 03 de noviembre de 2015, a través del Oficio N° 3312, responde la Ministra que “habida cuenta de que la discusión presupuestaria se encuentra en proceso, no es posible por el momento dar cuenta de las partidas que podrían verse afectadas en el presupuesto 2016.”

Como ven, a este Gobierno le falta seriedad y gobernabilidad. No puede decir hoy que las cosas se hacen y mañana lo contrario. Muy en claro queda que, en campaña electoral desde la Presidenta para abajo, es cosa de ofrecer y prometer y una vez en el poder, ya no es lo mismo y todo puede pasar al olvido o postergarlo, de tal manera, que tenga que hacerse cargo el gobierno siguiente de las promesas del anterior.

Nuevamente, queda en evidencia que, para el actual gobierno, es más fácil entregar bonos a diestra y siniestra y no actuar como un verdadero estadista, preocupándose hoy de sentar políticas sociales y económicas que sean sustentables y perdurables en el tiempo, lo cual garantiza que los fondos fiscales son invertidos en políticas públicas finalmente llegan a la gente que más lo necesita. Por lo tanto, todo indica que este Gobierno no hará el hospital.