Una condena generalizada provocó al interior de Renovación Nacional los nuevos hechos delictuales ocurridos en el Instituto Nacional, que generaron un incendio y destrozos en el sector 2 de este establecimiento educacional.

El diputado Sebastián Torrealba hizo hincapié en que la Fiscalía ha catalogado esto como hechos aislados y la violencia sigue en aumento, e instó al Gobierno a tomar medidas drásticas.

“Nos hemos reunido más de dos veces con la Fiscalía para que tome cartas en el asunto e investigue. Hasta hoy no hemos obtenido resultado alguno; por el contrario, la violencia ha aumentado”, sostuvo el parlamentario.

Torrealba fue enfático en que “estos actos no pueden seguir pasando, porque la comunidad escolar completa es la que está expuesta al peligro. No podemos seguir esperando que un niño muera para actuar”.

Misma postura tuvo el diputado Diego Shalper, quien afirmó que “cuando un grupo de estudiantes tiene la capacidad de llegar a la oficina del inspector, incendiarla y alterar el normal funcionamiento del establecimiento, quiere decir que la fiscalía, carabineros y todo el sistema ha fracasado”.

El parlamentario emplazó al jefe del Ministerio Público, Jorge Abott, a que “se ponga los pantalones largos y designe un fiscal de dedicación exclusiva. Necesitamos que los alumnos del Instituto Nacional cuenten con el derecho básico de poder educarse en paz”.

Los parlamentarios señalaron que si este nuevo llamado no se traduce en una acción concreta, junto a otros diputados evaluarán tomar acciones legales.