Frank Sauerbaum, presidente de RN Biobío: “Solicitaremos extender el seguro agrícola a la producción de cerezas”.

Este año, los productores en Quillón y Quinchamalí, han sufrido  daño de entre el 50 y 80 % de su producción de cerezas.

Muy preocupados se encuentra en RN Biobío, por la actual  situación que están viviendo los productores de cerzas de las comunas de Quillón y Chillán. Sectores como Coyanco, Santa Ana y Queime, de Quillón y Quinchamalí de Chillán, sufrieron una considerable baja en la producción a causa de las lluvias, vientos y  hongos,  que afectaron el fruto recién florecido en los llamados “cerezos tempraneros”. Frank Sauerbaum, presidente de RN Biobío y ex – diputado por Ñuble señalo “Cada hectárea  de cerezas produce entre 6000 y 8000 kilos. Por hectárea se podrían perder aproximadamente 5 millones de pesos. Solicitaremos al gobierno implementar una batería de soluciones para los afectados. Entre ellas, renegociación de deudas en Indap, bonos compensatorios proporcionales a las perdidas sufridas , incluir en estas soluciones a quienes no son usuarios de Indap y son pequeños agricultores, con menos de 12 hectáreas. Líneas de créditos para inversiones y mejoras en tecnología para hacer mas eficiente y segura su producción.”

Recordemos que los cereceros de Quillón y Quinchamali fueron afectados por el mega incendio de finales del 2011, donde se quemaron 27.000 hectáreas y sus plantas y sistemas de regadío fueron repuestos por el gobierno del presidente Piñera y recién la temporada anterior habían empezado a vender cerezas de muy buena calidad y aun buen precio que bordeaba los $ 650 por kg. Esta temporada se proyecta una baja en la producción y un alza importante en los precios.

El cerezo tiene una gran capacidad de adaptación a distintas áreas edafoclimáticas de la zona templada pero trata de una especie muy delicada en cuanto a climatología, aunque tolerante al frío. Puede cultivarse desde la mínima altura sobre el nivel del mar hasta los 500 m de altitud, aunque su cultivo es más propio de situaciones más bajas, para poder garantizar la cosecha. Es uno de los frutales más resistentes a las bajas temperaturas invernales. Las flores son dañadas con temperaturas de -2ºC.

Frank Sauerbaum, finalmente  señalo “Vamos a proponer una reforma a la legislación para incluir el Seguro agrícola para cerezos en la Región del Biobío que solo llega hasta la Séptima Región. Así como, hace unos años, promovimos en el congreso la inclusión de las frambuesas y arándanos.