Personalidades provenientes de toda Latinoamérica se reunieron en la sede del Congreso de Santiago para participar en el Foro de la Democracia Santiago 2019, instancia en la que se discutió sobre cómo el Estado debe estar al servicio de las personas, cómo se debe avanzar hacia el fortalecimiento de la democracia en la región y cuáles deben ser las políticas sociales en nuestros gobiernos que apunten hacia un desarrollo inclusivo en las sociedades.

La jornada se desarrolló durante todo el día en el ex Congreso de Santiago y marcó un hito político para la región, logrando posicionar a Renovación Nacional, a los partidos de Chile Vamos y a nuestro país como líderes en el debate actual acerca del destino institucional de América Latina para los próximos años.

Nuestro presidente, diputado Mario Desbordes, fue uno de los encargados de entregar la bienvenida, momento en que reveló que “cuando pensamos en el Foro de Santiago hace algunos años atrás Latinoamérica estaba sorteando el populismo de izquierda. Gobernaban regímenes que intentaron llevar a sus países fuera de la democracia y nos preocupaba que la centroderecha no tuviera un relato común moderno con el cuál enfrentar esto”.

“Hoy no pretendemos que esto concluya acá, es el inicio de una larga serie de conversaciones donde tenemos que estar más unidos que nunca, construyendo entre todos, y a partir de nuestras ideas, un discurso que encante, que convenza y que permita que toda América Latina pueda salir junta del subdesarrollo”, agregó.

Durante su intervención, el diputado se cuestionó: “¿Qué hacemos como sector para que este florecer de la centroderecha, que hoy gobierna en casi toda Sudamérica, siga?. Pero, sobre todo, que logremos revalidar estos éxitos cuando nos toque ir a las elecciones. Nos van a medir por cómo gobernamos, pero también a quién le entregamos la banda presidencial”.

Respecto a la firma de la Declaración de Santiago, Desbordes aseguró que se trata de “un punto de partida”, donde los conceptos de libertad, crecimiento y orden público deben ser sólo un punto de inicio para la centroderecha. “Este es el ´desde´ que nuestro sector debe promover y proteger”, apuntó Desbordes.

“Me decían que estamos tratando que quitarle algunas banderas a la izquierda. No, no son sus banderas. Nos decían que no podemos hablar de feminismo. En circunstancias que la ley del voto femenino la propuso un partido de derecha”, destacó el diputado, quien acusó que lo mismo sucede en materia de derechos humanos, derechos laborales y medio ambiente”.

El timonel agregó que “lo que nosotros proponemos en una conversación permanente, que nos permita ir construyendo una hoja de ruta y también un discurso común. No hay una sola derecha y eso hay que tenerlo muy presente. Ninguno de los sectores tiene el monopolio del concepto derecha. No excluyamos a nadie. La diversidad es fundamental”, enfatizó.

“El socialismo del siglo XXI no está muerto. Ha perdido el gobierno en muchos países, pero está ahí. El socialismo democrático se ha ido izquierdizando cada vez más.  El socialismo chileno ha guardado un silencio cómplice respecto a lo que sucede en Venezuela, mientras que el socialismo ha sacado la voz”, acusó.

Desbordes invitó a trabajar intensamente en los años que vienen para consolidar esta fuerza política en toda la región. “No tenemos derecho a fallarle a millones de personas que están sumidas todavía en la pobreza y que tienen las esperanzas puestas en nosotros para salir de una vez por todas como continente del subdesarrollo”, sentenció.