“El golpe y Pinochet NO son principios”, por Fredy Vásquez

Por Fredy Vásquez

Siempre desplazado por la contingencia o bien, desechado por los dogmáticos socios de la UDI. La reinterpretación sobre el Golpe militar por la centro derecha ha carecido de una mirada política y estratégica hacia los desafíos del futuro.

El alineamiento político del SI-NO ha dejado una huella profunda en materia electoral. No es el único factor, pero tal plebiscito fue una pauta para las 4 derrotas presidenciales de la centro derecha hasta el 2009. La UDI y RN siguen teniendo fuertes lazos con el gobierno militar. No sólo porque este escrito en sus respectivas declaraciones de principios, sino que hay liderazgos, dirigentes y militantes que sienten gran adhesión hacia el periodo histórico en cuestión (están en todo su derecho).

Desde la perspectiva de Renovación Nacional, la idea de no mencionar el pasado en la nueva declaración de principios está tomando fuerza y aquí intentaremos esbozar una argumentación que sustente de manera política dicha intención.

Es una realidad que en nuestro partido hay gente que se siente cercana y valora el periodo de la dictadura, eso no se puede modificar. La libertad de pensamiento y expresión así lo indican. Lo que no es correcto es intentar que todos en RN, por adhesión a la declaración de principios, valoremos el 11 de septiembre de 1973.  Tal y como está la declaración, se deja fuera a quien no tiene una noción formada de lo sucedido (por generación por ejemplo) y a aquellos que simplemente son contrarios a tal hecho histórico.

El beneficio de no hacer mención al pasado en una futura declaración de principios, radica que aquellos que legítimamente adhieren al golpe militar se sientan parte de Renovación, al igual que aquellos que tienen un visión negativa.  La nueva mirada que intentamos plasmar es que para los desafíos del futuro, RN debe incluir a más gente que la que convocamos históricamente y para ello el situar el golpe como un principio, es un verdadero muro para las nuevas generaciones que si se sienten parte de los Principios fundamentales de Renovación: Libertad individual, Economía Social de Mercado, Democracia Liberal, Rol subsidiario del Estado, valoración de la familia, entre otros.

Lo interesante en torno a los nuevos principios es la aceptación general de uno de ellos: La democracia. Dejando al margen a Pérez de Arce u otro grupo radical de poca monta, nuestra gente sabe y tiene la firme convicción que en democracia se vive mejor que en dictadura. Por convicción la libertad y la vida democrática es uno de los pilares de nuestro pensamiento, al igual que los derechos humanos. Hoy con la mirada puesta en el futuro, decimos El golpe y Pinochet no son más principios de la centro derecha.