Dirigentes RN acusan que suspensión de juicio en caso Tsunami es fruto de “acuerdo espurio” que deja impune la negligencia del Estado.

Los presidentes de Renovación Nacional en la región del Biobío, Frank Sauerbaum, y en el Maule, Gonzalo Montero criticaron con dureza la decisión de la jueza del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, Carolina Gajardo, quien evitó el juicio oral contra los responsables de los errores en la alerta de tsunami del 27 de febrero de 2010, al acceder al acuerdo de suspensión del procedimiento contra los seis imputados propuesto por el Ministerio Público.  

El ex diputado Sauerbaum señaló que “como miembro de la comisión investigadora del 27F y como también querellante en esta causa no me queda más que lamentar el acuerdo espurio al cual han llegado, entre cuatro paredes, de espaldas a los chilenos, de espaldas a las propias víctimas y sus familiares, para poder dejar impunes a quienes actuaron de manera negligente, de manera incompetente, esa noche del 27 de febrero”.

El ex parlamentario afirmó que los responsables “hoy día salen por la puerta ancha de los tribunales, sin siquiera pedir una disculpa al país y a las víctimas. Una vez más el Estado, más que un benefactor, se ha transformado en un malhechor en contra de los chilenos, en contra de sus intereses y otra vez quedan impunes. Lamentablemente dos millones de pesos no compran la vida, ni pagan la vida de ningún ser humano y menos en estas circunstancias”.

Por su parte, el presidente RN en Maule, Gonzalo Montero, apuntó que “con este acuerdo, las muertes de muchos maulinos quedan impunes ante la negligencia del Estado y sus autoridades”.

Montero, quien recordó que tardó seis años la investigación con la fiscal Solange Huerta “sin ningún resultado” y la “solución express” a la que accedió el fiscal José Luis Pérez Calaf, aseguró que con la suspensión del procedimiento “el Estado negligente se está riendo en la propia tumba de las víctimas del tsunami”.