Los parlamentarios señalaron que es urgente hacer una revisión de las licitaciones en temas de embalses y dar prioridad al consumo humano y actividad agrícola, idealmente con la designación de un delegado presidencial.

En vista de los duros efectos que la crisis hídrica ha producido en la zona centro norte del país, los diputados de Renovación Nacional (RN) Francisco Eguiguren, Frank Sauerbaum, Sebastián Torrealba, Luis Pardo y Karin Luck hicieron hincapié en que es necesario implementar acciones de urgencia que permitan ayudar a la ciudadanía frente a la escasez de recursos, sobre todo en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Metropolitana, donde recientemente el ministro de Agricultura, Antonio Walker, decretó emergencia.

En ese sentido, la legisladora Karin Luck apuntó que »actualmente la Región Metropolitana tiene un déficit de agua de un 72 por ciento. Decretar emergencia hídrica, a causa de la dramática sequía que nos está afectando como país, es una señal urgente de que tenemos que hacer algo para enfrentar el cambio climático”.

En relación al mismo punto, el parlamentario de la Región de Coquimbo, Francisco Eguiguren, insistió en la urgencia de implementar un plan nacional hídrico y destacó la gestión del Gobierno con el anuncio de emergencia. Sin embargo, señaló que a esto se debe sumar la designación de un “delegado presidencial para cada región afectada que ayude con la recaudación de fondos frescos que vayan en ayuda de todas las víctimas”. 

Respecto a lo anterior, el diputado Luis Pardo agregó que “todas estas medidas apuntan en la dirección de hacer efectivos muchos de los presupuestos y las obras que están en curso y que, producto de la burocracia estatal y de distintas circunstancias ajenas al Gobierno, no avanzan. Por eso, es tan importante tener este delegado que coordine los esfuerzos públicos”. 

Por su parte, el parlamentario Frank Sauerbaum sostuvo que es urgente una revisión de las licitaciones y el modelo de negocio de los embalses, donde el Presidente Sebastián Piñera anunció 26 nuevas obras, “los cuales lamentablemente muchos ya están fracasando, como el embalse Punilla en la Región del Ñuble”. Además, recalcó que esto es muy importante, porque del 100 por ciento del agua disponible, el 5 se utiliza para el consumo humano, un 77 para la actividad agrícola y un 11 por ciento para otras actividades industriales”.

A su vez, el diputado Sebastián Torrealba recordó los proyectos de ley que aún están pendientes en el Congreso y que serán fundamentales para establecer cómo se deberían ocupar los recursos naturales, como por ejemplo el agua dulce. “La ley de glaciares tiene que avanzar y debemos darle un foco de cambio climático. El agua que tenemos en Chile no es la misma de hace 30 años atrás, en cuanto a su cantidad, y por lo tanto debemos administrarla de distinta forma”, dijo el legislador.