Como un “paso importante” calificaron los diputados de Renovación Nacional (RN) Paulina Núñez y Andrés Longton, el despacho a la Cámara Alta del proyecto de ley que regulará la migración en Chile.

 

La parlamentaria por la Región de Antofagasta sostuvo que se trata de una iniciativa “que viene siendo anhelada no sólo por los chilenos, sino que también por los propios inmigrantes que vienen a nuestro país”.

 

En ese sentido, la legisladora destacó que la iniciativacontemple la creación del Servicio Nacional de Migración y Extranjería, que, según dijo, es “un punto que la ex Presidenta Michelle Bachelet borró del anteproyecto que fue dejado en su escritorio”.

 

“Nos va a permitir tener una política pública en materia de migración, que hoy nuestro país no tiene. Esto, de la manos del Consejo y del Registro de Migrantes, va a permitir tener normas claras para todas las personas que entren a nuestro país. También, esta ley, que esperamos sea votada en forma unánime o mayoritaria por la Sala, ha sido lograda con el acuerdo de aquellos parlamentarios que se oponían a este servicio o a un registro. Ha sido un avance, una noticia muy positiva,< span class="s7" style="line-height: 14.399999618530273px; font-size: 12px; font-family: Arial; color: rgb(34, 34, 34)"> y por eso la valoramos, añadió Paulina Núñez.

 

“Un exceso”

 

En tanto, el diputado por la Región de Valparaíso, Andrés Longton, recordó y criticó la idea de un grupo de parlamentarios de Evópoli que propusieron durante la tramitación del proyecto aumentar el porcentaje de trabajadores migrantes en las empresas de un 15 a un 50 por ciento, que fue rechazada tanto por él como otros de sus pares.

 

En esa línea, el parlamentario expresó que hubo otro grupo de miembros de la comisión que estuvo a favor de aprobar, fijando el porcentaje en un 40 por cientoen empresas de más de 200 trabajadores.

 

“A nosotros nos parece un exceso, ya que iría en perjuicio de los ciudadanos de nuestro país. Además, las condiciones laborales de los migrantes actualmente, en muchas ocasiones, no cumplen con la legislación, existiendo abusos por parte de los empleadores”, manifestó.

 

En ese orden, Longton sostuvo que a su juicio “esta norma abriría aún más la puerta para que esto siga sucediendo.  Por otro lado, es importante considerar que la cantidad de migrantes en nuestro país no es tan alta como para incorporar un aumento tan importante. Espero que esto se pueda revertir en la discusión en la Comisión de Derechos Humanos, en la de Zonas Extremas o bien en el Senado durante su segundo trámite”.