Los parlamentarios Paulina Núñez y Andrés Longton señalaron que la Cámara de Diputados le dio la razón al Gobierno y legisló mirando el bien del país

 

Los diputados de Renovación Nacional (RN) Paulina Núñez y Andrés Longton celebraron la aprobación con amplio respaldo del proyecto de migraciones, en la sesión realizada este miércoles en el Congreso Nacional, en Valparaíso. 

 

Cabe destacar que, dentro de la negociación, se incluyó que los extranjeros puedan acceder a ciertos beneficios sociales, pero no podrán cambiar su situación migratoria dentro del país, lo que deberá ser ratificado por el Senado.

 

“Hoy la Cámara de Diputados ha dicho que nuestro Gobierno tenía razón. Que era el minuto de ordenar la casa, de tener una migración segura, ordenada y regular”, sostuvo la diputada y vicepresidenta de RN.

 

En ese sentido, la parlamentaria por Antofagasta recordó que entre 2016 y 2017 ingresaron 165 mil ciudadanos haitianos en calidad de turista y que de ellos 100 mil no renovaron su visa y siguieron en el país en forma irregular.

 

En ese sentido, Paulina Núñez agregó que hoy lo que hemos dicho es que el que viene de turista se queda de turista y el que quiere venir a trabajar puede en su país de origen sacar su documento y por lo tanto ingresar con un carnet a nuestro país a trabajar”.

 

Por su parte, el diputado por la Región de Valparaíso, Andrés Longton, destacó el hecho de que “se logró conjugar un proyecto con un enfoque de derechos humanos y que también busca ordenar y regularizar”. 

 

Asimismo, destacó que se haya establecido el número de personas extranjeras incorporadas en las empresas del país.   

 

“De un 15% había llegado a un 40% sin ningún estudio previo. Si bien la migración ha crecido, me parece que es un exceso. No estamos en un país que tenga pleno empleo, por lo que dicho porcentaje podía aumentar la precarización de las condiciones laborales tanto de migrantes como de nacionales”, manifestó el legislador. 

 

Por otro lado, en cuanto al rechazo del denominado “Principio de No Devolución”, Andrés Longton explicó que a su juicio “fue clave rechazarlo en esta instancia, ya que iba a permitir el ingreso a Chile de migrantes que hubieran cometido delitos graves y no hubiesen podido ser expulsados al apelar a motivos de persecución política o religiosa, ingresando a la categoría de refugiados”.