Parlamentarios de la colectividad se reunieron con el ministro del Interior para darle urgencia a un proyecto que pretende que el contrabando de tabaco deje de ser sancionado con multa y sea sancionado con prisión


Los diputados de Renovación Nacional (RN), Paulina Núñez y Ramón Galleguillos ingresaron un proyecto de ley que establece sanciones específicas al contrabando de productos derivados del tabaco, con la finalidad de frenar el creciente aumento del tráfico que se produce, por ejemplo, en la “Ruta del cigarrero”, en el norte de nuestro país.

 

Por tal motivo, se reunieron con el ministro del Interior,Andrés Chadwick, para pedirle el patrocinio de la iniciativa que, según la diputada Paulina Núñez,“buscar tipificar como tal el contrabando del tabaco y sus derivados. Hoy lamentablemente nuestra legislación esto no tiene un distingo con el contrabando en general, por lo tanto el contrabando de tabaco irrisoriamente recibe como sanción penal una simple multa”.

 

En este sentido, la parlamentaria agregó que “como ya está catalogado como foco criminal, a la altura de la trata de personas, del tráfico de armas y de drogas, es que queremos que exista la tipificación especial de este delito en nuestra legislación con una pena mayor”.

 

Por su parte, el diputado de la Región de Tarapacá, Ramón Galleguillos, considera que es fundamental aumentar las penas y las multas por este delito.

 

“Represento a la Región de Tarapacá, estamos a 300 kilómetros de Arica, donde están los más altos estándares de decomiso y a 500 kilómetros de Antofagasta, por lo tanto, hay 800 kilómetros vulnerables en la entrada norte del país. Hay preocupación porque esto conlleva a otras situaciones como efecto colateral el narcotráfico, el tráfico de armas, la trata de personas y esto que se adosa al país este contrabando y donde evidentemente las penas son muy bajas y las multas bajas también y que se pueden pagar en cuotas aunque no lo crean”, sostuvo el legislador.

 

Cifras


Según las cifras de Aduanas, el perjuicio fiscal aumenta cada año. En el 2016, fueron decomisadas 5 millones 745 mil 995 cajetilla, lo que significó una evasión fiscal de casi US $21 millones. El 2017 fueron decomisadas 8 millones 27 mil 960, cuya evasión fue de casi 33 millones de dólares. Finalmente, desde enero al mes de agosto de este año, se han decomisado 6 millones 166 mil 272, lo que representa hasta la fecha 27 millones 263 mil 358 de dólares.     

 

Cabe destacar que al mes de agosto del presente año, sólo en la Región de Tarapacá, se han decomisado 3 millones 147 mil 324 de cajetillas de cigarrillos; en segundo lugar se ubica la Región Metropolitana con 746 mil 534; y en tercera la Región de Antofagasta con 735 mil 748 de cajetillas decomisadas.


El proyecto de los diputados RN hace hincapié en el tráfico que se realiza en pleno desierto de Atacama, en la “Ruta del cigarrero”, que no es más que la misma Ruta 5 Norte, que empalma los caminos hacia las zonas limítrofes, donde son habituales los operativos policiales por contrabando debido a la preferencia de estas bandas por estas vías de acceso al país.   

 

Para los parlamentarios, el fenómeno del contrabando de tabaco está en expansión y existe mayor tendencia de bandas organizadas a su perpetración, dado la alta rentabilidad y las bajas penas por su comisión.  

 

Aseguran que, por ello, y para abordar en parte los problemas que de este fenómeno derivan, se requiere,por un lado, que su sanción sea diferenciada del contrabando, como figura general; y por el otro, que esta figura tenga una sanción mayor cuando se trata de mercancías derivadas del tabaco.

 

“Con las cifras en aumento y la proliferación de bandas organizadas es urgente tipificar el contrabando de tabaco como una figura distinta al contrabando de cualquier otra mercadería y establecer mayores penas a esta nueva figura”, explicó Núñez. 

 

Asimismo, la parlamentaria añadió que “buscamos con este proyecto de ley que el contrabando de mercancías de tabaco y productos derivados sea sancionado como una figura particular y con penas de mayor entidad que las que actualmente contempla nuestro ordenamiento jurídico”.

 

Finalmente, la legisladora y diputada por la Región de Antofagasta dijo que “el ministro se comprometió a analizar el proyecto, que considera que es pertinente apropósito de los antecedentes que él mismo maneja sobre todo en la macro zona norte del país para poder patrocinarlo y ponerle urgencia lo antes posible”.

 

Penas


Actualmente, se sanciona como cualquier otro contrabando. Es decir, con multas que van de uno a cinco el valor de la mercancía decomisada y con presidio menor en su grado mínimo a medio (61 a 540 días) si la mercancía es superior a 25 UTM del valor de las mercancías decomisadas. Si es inferior, es sólo multa.

 

La idea central de la iniciativa busca que cuando el contrabando sea de tabaco y sus derivados siempre se sancione con multa más prisión, indiferente del monto de la mercancía que si se distingue en el contrabando como figura en general. 

 

A su vez, la pena de prisión aumenta en un grado pudiendo llegar a 5 años de cárcel si el monto es mayor a 25 Unidades Tributarias Mensuales.