Para el parlamentario Francisco Eguiguren, la iniciativa “es un engaño a todos los trabajadores del país y aquí hay detrás una maniobra política y mediática”.

El diputado de Renovación Nacional (RN) e integrante de la comisión de Trabajo, Francisco Eguiguren, insistió en sus críticas a la aprobación del proyecto que reduce a 40 las horas de trabajo semanales y lo calificó como “un engaño”.

En ese sentido, el legislador indicó que “es muy grave lo que ha ocurrido, este es un engaño a todos los trabajadores del país. No podemos seguir ilusionando a los trabajadores de Chile, haciéndolos creer que este es un proyecto real. Es un engaño, porque es iniciativa del Presidente de la República, es un proyecto que realmente no corresponde que sea presentado por parlamentarios y eroga gastos que son importantes, por lo tanto, sabemos que esto no va a poder ser”.

Por ellos, el parlamentario RN por la Región de Coquimbo emplazó al Partido Comunista (PC) a “decir la verdad, a decir qué hay detrás de esta maniobra política y mediática, en que trata de presentarle al país un proyecto con muy buenas intenciones, pero que al final del día saben que no va a volar, porque es inconstitucional y no va a poder ser proyecto de ley”.

“Los llamo a decir la verdad y a no engañar a los trabajadores con un proyecto que es muy importante, que todos queremos, pero que lo hagamos bien, bien hecho, porque así como está, es un engaño”, advirtió.     

Asimismo, Eguiguren también solicitó al ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, a que “también nos presente un proyecto con todos los ingredientes suficientes para que beneficie a los trabajadores con flexibilidad y adaptabilidad laboral”. 

“No vamos a hablar de una hora más, sino que incluso dos, tres o cuatro días más libres para descansar, un fin de semana para la gente, donde los trabajadores se puedan programar junto con sus empleadores, cómo organizar su trabajo, poder descansar realmente y tener tiempo para el ocio, la cultura y para lo que ellos quieran”, sentenció.