El parlamentario de Renovación Nacional (RN) dijo que la discusión de la iniciativa
debe hacerse cuanto antes para velar por la integridad de las comunidades
educativas
Como una señal de lo urgente que es sacar adelante el proyecto Aula Segura en
la Cámara de Diputados, el diputado RN y miembro de la Comisión de Educación,
Luis Pardo, condenó los hechos en el Internado Nacional Barros Arana (INBA),
donde encapuchados lanzaron dos bombas molotov a la oficina del director del
establecimiento.
Según expuso el parlamentario, esto es un reflejo de lo urgente que es tramitar
con rapidez el proyecto Aula Segura. Aquí se trata de resguardar a directores,
profesores, apoderados y a los mismos estudiantes que quieren vivir en un
entorno de paz, para que a estas minorías que ejercen la violencia como forma de
expresión se les castigue con la máxima rigurosidad posible.
El legislador agregó que el proyecto se pretendió rebautizar como «Aula
Democrática» y la pregunta que nace es si tiene algo de democrático el querer
imponer condiciones lanzando bombas molotov a rectores, y utilizar el temor y la
fuerza para participar en la vida cívica. Lo que necesitamos cuando revisemos
este proyecto en la Cámara, es justamente reforzar aquellos puntos donde se
potencia las atribuciones y la autoridad a directores y docentes.
Finalmente, el diputado dijo que «espero que nuestros colegas de oposición
tengan a la vista este tipo de situaciones, que se están volviendo más comunes, y
de las cuales debemos hacernos cargo con el texto ya despachado del Senado».